Fachada del Palacio Municipal de Caroní. Foto: cortesía

Ciudad Guayana.- La carrera por la Alcaldía de Caroní pautada para el próximo 21 de noviembre en las megaelecciones 2021, ha despertado el interés en no menos de 20 líderes políticos, quienes hoy buscan destacar su nombre a lo interno de su partido, o incluso, otros más osados con trabajos de calle y comunidad en pro del reconocimiento popular.

De acuerdo con el cronograma electoral del Consejo Nacional Electoral el comienzo de las postulaciones de los candidatos es el 9 de agosto, sin embargo, las organizaciones políticas no han parado de trabajar para definir a sus representantes.

Algunos partidos políticos de oposición aseguran estar evaluando la posibilidad de participar en dicha contienda electoral, otros de plano han dejado claro que no lo harán.

Por otro lado, el chavismo del Partido Socialista Unido de Venezuela llevará adelante unas primarias el 8 de agosto, para que sean las bases quienes elijan a sus abanderados.

Uno de los primeros nombres que salió a relucir poco tiempo después que la oposición integrada en el G4 titubeara en su negativa a participar, fue el de Aliana Estrada, por el partido Primero Justicia.

Aunque la tolda aurinegra no ha confirmado su participación frente a la opinión pública, Estrada se adelantó a los hechos y propuso su nombre como una alternativa para “acabar” con la ineficacia –dijo- de la actual gestión, situación que, a su juicio, tiene a los guayaneses padeciendo calamidades.

Otro de los nombres que sorprendió a la colectividad guayanesa, no tanto por su aspiración a la Alcaldía, sino porque su organización política –Acción Democrática- tampoco ha definido si va a elecciones, es Aída González.

La exconcejal y secretaria general de AD en el municipio Caroní, también ha dejado claro que su candidatura se formalizará solo si hay condiciones para un proceso electoral.

Una de las peticiones de la tolda blanca es que se realicen unas elecciones “libres, justas y verificables”, lo cual pasa –también- por la devolución de las tarjetas de los partidos que fueron intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia, como es el caso de AD, cuya directiva ad hoc está en manos de Bernabé Gutiérrez.

Otro de los nombres que sonó incluso antes que se pronunciaran aspirantes del llamado G4, es el de César Ramírez, bajo el respaldo del Movimiento Unitario para Recuperar a Guayana.

Ramírez ha defendido su postulación, porque –desde su perspectiva- hay muchas razones para “salir” de Tito Oviedo y Justo Noguera (dirigentes del chavismo), tanto así, que abandonó el partido Encuentro Ciudadano, en vista que la organización política sigue sin definir su participación en las elecciones regionales.

Pero si de sorpresas se trata, la batuta la lleva el exalcalde del municipio Sifontes, Carlos Chancellor, a quien sus aspiraciones políticas lo traen ahora al municipio Caroní.

El exalcalde de Sifontes cambió su postulación a este municipio como una forma de “agradecimiento” con los guayaneses que manifestaron por su libertad durante el tiempo que estuvo recluido en Patrulleros de Caroní.

Vale recordar que Chancellor estuvo detenido por cinco años (2005-2010), tras oponerse a la política minera del entonces presidente Hugo Chávez. En ese momento lo acusaron de incitación a delinquir y cierre de vías públicas.

La decisión de que el exalcalde de Sifontes opte por la Alcaldía de Caroní fue una propuesta de la plataforma unitaria que lidera Américo De Grazia.

Y otro de los nombres que salió a relucir recientemente es el del exdiputado por Voluntad Popular, Francisco Sucre, aunque esta organización política tampoco ha manifestado su interés en participar.

En medio de una persecución política contra los dirigentes del partido de Leopoldo López, con una arbitraria detención a sus dirigentes, Roland Carreño y Freddy Guevara, además de amenazas e intentos de homicidio contra Juan Guaidó, el exdiputado de la Asamblea Nacional Francisco Sucre informó a sus activistas municipales sus aspiraciones a la Alcaldía de Caroní.

El acto se realizó el martes 27 de julio en las instalaciones de la Parroquia Nuestra señora de Coromoto, en Los Olivos.

Oficialistas y su batalla interna

Por su parte el Partido Socialista Unido de Venezuela prefirió resolver el listado de sus candidatos con unas primarias que se llevarán a cabo el próximo domingo 8 de agosto, un día antes de la postulación formal ante el Consejo Nacional Electoral.

Ese día 16 dirigentes del chavismo se disputarán un solo puesto, ocho hombres y ocho mujeres. Entre ellos se encuentran desde exviceministros, exdiputados CLEB, jefes de Misiones y hasta sindicalistas.

Por las mujeres, irán a Primarias: Nelly Arias, Leudys Díaz, Nairobys Guevara, Liseth Marcano, Milagros Marcano, Cledis Ramírez, Griselda Rivas y Mayuris Vásquez.

Mientras que, por los hombres se medirán Antonio Agrimon, Ángel Espinoza, Jessiel Gascón, Diobel Idrogo, José Felipe Jorge, José Meléndez, Freddy Patety y Wuaneger Rivas.

Pero las postulaciones del chavismo para estas primarias no fueron del todo bien recibidas por la militancia del partido, debido a la ausencia de precandidatos como Ángel Marcano, expresidente de CVG Alcasa, la exdiputada Liris Sol Velásquez o el exalcalde de Caroní, José Ramón López.

Las bases del partido rojo sostienen que los resultados de las postulaciones fueron manipulados, en vista que López, según ellos, obtuvo la mayoría de votos.

Aun así, la estrategia del Psuv-Caroní se mantiene a puertas cerradas pues Milagros Marcano, por ejemplo, forma parte del equipo de Ángel Marcano, Nairobis Guevara va de la mano con José Ramón López y Justo Noguera, al igual que Antonio Agrimón y Jessiel Gascón.

Una tercera fila del Psuv parece colarse y es con el candidato Felipe Jorge, exviceministro de Obras Públicas, quien se perfila como la ficha favorita de la dirección nacional y de Nicolás Maduro.  

Hasta el 29 de agosto hay chance para saber quiénes serán los candidatos a la Alcaldía de Caroní, una de las municipalidades que recauda más dinero para Venezuela y que se perfila como la guinda del pastel electoral municipal, teniendo más aspirantes que hasta la misma gobernación del estado Bolívar.

Elías Rivas

[email protected]om