Desde que se detectó el primer caso de covid-19 en Venezuela el régimen de Maduro suspendió el servicio de transporte entre estados, esto ha dejado a muchos varados mientras otros se ven obligados a pagar millones de bolívares o su equivalente en divisas.

Un trabajo realizado por El Pitazo en los principales terminales terrestres del país da cuenta del elevado costo de un pasaje. Por ejemplo, el traslado en un transporte privado desde el estado Trujillo hasta Caracas lo mínimo que puede costar por puesto es $ 100, en Mérida $ 170 y desde Táchira hasta $ 180.

Si se trata de un viaje de Maracaibo a la ciudad capital, el valor mínimo es de $ 230, algo más de 200 salarios mínimos si se calcula al precio del dólar paralelo.

Si el traslado es desde Barquisimeto se encuentra a partir de los $ 160 y a Valencia en $ 185. Mientras que si el viaje es desde el centro del país, por ejemplo el estado Carabobo, la mayoría de destinos se ubican en un mínimo de $ 120.

Desde el oriente de Venezuela hasta Caracas el pasaje puede tener un valor de $ 80.

La inflación en el pasaje, responde entre tantas cosas a la limitante que el régimen impone a las líneas de transporte por la pandemia pero también y principalmente por la escasez de gasolina y el elevado costo al que tienen que adquirirla algunos conductores, según argumentan.

Redacción NTN24