(Fotografía de Global Times News, Twitter)

La empresa biotecnológica china Sinogene Biotechnology, con sede en Beijing, clonó de manera exitosa un ejemplar de lobo ártico, tras dos años de investigación; se trata del primer caso en el mundo de clonación de la especie catalogada por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza como «amenazada», según declaraciones del director de la empresa, Mi Jidong, citado por el diario Global Times.

El anunció se dio el lunes, 19 de septiembre, al cumplir cien días de nacido (10 de junio) el lobo de nombre «Maya», el cual se encuentra en buen estado de salud, de acuerdo a los responsables del proyecto, en un laboratorio de la firma, ubicado en la provincia de Jiangsu, este de China.

Zhao Jianping, subdirector de Sinogene, por su parte, explicó que la célula donante se obtuvo a partir de la muestra de piel de una hembra de lobo ártico, cuyo origen era canadiense, mientras que el ovocito (célula germinal femenina que da lugar al óvulo) procedía de una perra, de la cual no se precisó su raza.

Asimismo, indicó que un total de 85 embriones fueron implantado por los científicos en los úteros de siete perras Beagle y la gestación se desarrolló en una de ellas; al respecto, aclaró que la elección de un perro para gestar el clon de lobo se debió a sus similitudes genéticas.

Dentro de algún tiempo, planean trasladar a «Maya» a Harbin Polarland, acuario y centro de observación de animales en la provincia de Heilongjiang (noreste); sin embargo, los responsables referenciaron que, en un inicio, no se incorporará al resto de los lobos árticos que habitan en el lugar.  Y es que existe la posibilidad de que «Maya» no se adapte de forma adecuada a la convivencia en manada.

Por otro lado, se espera que un nuevo lobo ártico macho clonado sea entregado el jueves, 22 de septiembre.

Investigaciones 

Según creen los expertos citados por el medio chino, la aplicación de la tecnología de clonación será de gran relevancia para la conservación de animales en peligro de extinción y de la biodiversidad.

El éxito del reciente proyecto, comentaron, abrirá la puerta a la reproducción artificial de otros animales amenazados para garantizar su supervivencia, al incrementar la población.

Sinogene avanzó que entre sus planes se encuentra establecer un acuerdo con el Wildlife Park de Pekín, para continuar con las investigaciones referentes a la tecnología de clonación.

Gao Wei, subgerente del Parque de Vida Silvestre de Beijing, mencionó al Global Times que la asociación con la firma de genes ofrece al Wildlife Park de Pekín un camino más para preservar las especies cuando no se pueda realizar la reproducción artificial.

Clonación y dilemas éticos

Cabe recordar que el tema de la clonación es de particular interés para China, país que ya ha realizado anuncios anteriores sobre avances en el campo; tal fue el caso del nacimiento en 2018 de dos primates genéticamente idénticos, clonados con la misma técnica empleada en la famosa oveja Dolly. 

Para 2019, Xinhua, agencia china de noticias, distribuyó imágenes de «Kunxun», el primer perro policía clonado, el cual fue desarrollado también por la firma Sinogene.

Y, durante el mismo año, se desataría una polémica en torno al científico chino He Jiankui, quien afirmó en su momento haber conseguido crear a los primeros bebés manipulados genéticamente para resistir al VIH.

La revelación condujo a las autoridades a abrir una investigación, la cual desembocó en una condena de tres años de prisión para He, quien salió de la cárcel en abril de 2022.

El suceso acaecido derivó en la publicación de nuevas directrices de reforma de los procesos de revisión ética.

En consonancia, Sun Quanhui, científico adscrito a la Organización Mundial de Protección de los Animales, declaró a Global Time que, pese a los avances de la tecnología de clonación en los últimos años, todavía queda mucho por investigar.

Sostuvo asimismo que la técnica debería aplicarse solo en casos de especies a punto de extinguirse o aquellas que ya se encuentran extintas en su entorno salvaje y de las que solo perviven ejemplares en cautividad.