Gremio de El Callao pidió nuevo contrato colectivo . Fotos: Cortesía

El paro convocado por el gremio de educadores a nivel nacional fue acatado a medias en la zona sur del estado Bolívar, donde muchos prefirieron reanudar actividades “aunque sin estar de acuerdo”; mientras las plazas Bolívar de El Callao y Tumeremo sirvieron para que un grupo si demostrara su descontento con la actual situación salarial.

En el caso de Tumeremo una docente quien prefirió no suministrar su nombre señaló; “nos concentramos en la plaza y caminamos las calles principales exigiendo mejoras salariales, lástima que muchos colegas prefirieron callar”.

Por otro lado, acotó que se movilizaban en representación de todo el gremio del municipio Sifontes, donde según expresó; “los sueldos no alcanzan para nada”. Extraoficialmente se pudo conocer que la asistencia a clases fue menor al 20% de la matrícula escolar.

El Callao también tuvo su representación en la plaza Bolívar, siendo en su mayoría docentes jubiladas quienes pidieron un salario justo, además de una nueva discusión del contrato colectivo y la revisión de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre).

En breve consulta telefónica con el coordinador intercircuital del municipio El Callao Profesor Guillermo García se informó que el principal obstáculo para el reinicio de clases fue el mal tiempo; “hubo dificultades no por el paro, si no por las lluvias. Esto generó una baja asistencia pero sí hubo presencia del personal docente, administrativo y obrero; además de las cocineras de la Patria”.

Según las estimaciones de García, la asistencia de estudiantes fue de un 45% en todo el municipio callaoense.

Extraoficialmente, varios educadores expresaron estar de acuerdo con la iniciativa del paro laboral, aunque no acompañaron ninguna actividad de huelga.