Caracas.- Los militares venezolanos Jesús Alexander Vásquez Pérez y Ándriel Istúriz Sojo, dos de los cuatro soldados fallecidos durante los combates en una región fronteriza con disidentes de las FARC, fueron enterrados y ascendidos post-mortem, informaron este sábado fuentes castrenses.

«El sargento segundo Jesús Alexander Vásquez Pérez es ascendido post-mortem a la jerarquía de sargento primero y condecorado con la cruz del Ejército por haber cumplido con el sagrado deber de defender a la patria y sus instituciones», escribió en su cuenta de Twitter el comandante de ese cuerpo, mayor general Domingo Hernández Larez.

El alto oficial además juró «vindicta a su honor militar» en un mensaje que acompañó de varias fotografías del féretro siendo trasladado por otros militares y recibiendo las exequias de un sacerdote.

Por su parte, el comandante general de la Armada, almirante William Serrantes, anunció el ascenso post-mortem del sargento segundo Ándriel Istúriz Sojo y aseguró que seguirán combatiendo «de manera resoluta, hasta perder la vida si es necesario», según recoge la cuenta oficial en Twitter de ese componente de las Fuerzas Armadas.

En otro video difundido en la misma red social por la Armada, se comprometió a seguir luchando para mantener la soberanía de Venezuela y «restituir el honor de nuestro camarada y nuestra patria».

La muerte de Istúriz Sojo y Vásquez Pérez durante los combates que comenzaron el pasado 21 de marzo en el estado de Apure, fronterizo con el departamento colombiano de Arauca, fue confirmada este jueves en un comunicado del Ministerio de Defensa y sus bajas se sumaron a las del mayor Edward Ramón Cobo Segovia y el primer teniente Yonathan Miguel Duarte.

Cobo Segovia y Duarte fallecieron en los primeros días de combates con un grupo armado cuya identidad no ha sido confirmada por fuentes castrenses o militares, pese a que han difundido fotografías de varios uniformes incautados durante los combates con las siglas de la antigua guerrilla colombiana FARC.

EFE