Este miércoles, 24 de noviembre,se cumplen 5 años de la firma del acuerdo de paz entre el gobierno del expresidente y premio Nobel de Paz, Juan Manuel Santos, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). Tras este hito, en todo el territorio nacional se ha ejecutado, en la medida de lo posible, un plan para el esclarecimiento de la verdad, el procesamiento jurídico de violaciones a los derechos humanos y la reparación de las víctimas.

Asimismo, la firma del acuerdo de paz condujo a que el ‘temible’ grupo guerrillero dejara las armas y se encaminara a realizar política bajo el denominado partido político Comunes, el cual tiene participación activa en el Congreso de la República. Debido a este proceso, la administración del presidente Joe Biden notificó al Congreso de Estados Unidos que eminará a las Farc de lista de grupos terroristas que elabora el Departamento de Estado.

 

«El Departamento de Estado dio al Congreso notificaciones sobre las próximas acciones en relación con las Farc», confirmó el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. Igualmente, el funcionario aseveró que el proceso de paz fue un punto de inflexión fundamental para tomar esta decisión. Por su parte, el diario estadounidense The Wall Street Journal indicó que el anuncio oficial por parte del gobierno podría darse esta misma semana.

Price también afirmó que el gobierno norteamericano seguirá trabajando para garantizar la preservación de los logros que se han dado tras la negociación entre el entonces grupo guerrillero y el gobierno de Santos. «El acuerdo de paz acabó con cinco décadas de conflicto con las Farc y puso a Colombia en el camino para llegar a una paz duradera y seguimos comprometidos en trabajar para preservarlo», agregó el portavoz del Departamento de Estado.

Reacciones tras la decisión de la administración Biden

El anuncio de la administración Biden no ha caído bien en todos los sectores de Estados Unidos y Colombia. El senador republicano, Jim Risch, manifestó que la decisión de Biden socava los intereses en materia de seguridad de Estados Unidos y pone en riesgo la estabilidad en Colombia. Además, señaló que esta noticia únicamente sirve como un regalo para el «régimen criminal» de Nicolás Maduro en Venezuela.

Por su parte, el eurodiputado español por el partido VOX, Hermann Tertsch, expresó su inconformidad con la decisión de Estados Unidos. «Biden saca a las narcoterroristas Farc de la lista de organizaciones terroristas. Aunque siga metiendo toneladas de cocaína en EEUU y Europa. Aunque con Maduro amenace la democracia de Colombia. Y dirán que el Foro Sao Paulo no tiene poder de corrupción», publicó en redes sociales el diputado.

Finalmente, el senador del Centro Democrático, Carlos Felipe Mejía, ratificó que la mayoría de los colombianos continúan viendo a las Farc como un grupo peligroso para la seguridad del país y concluyó diciendo que todavía es un grupo «narcotraficante». «La comunidad internacional puede decir hasta misa cantada sobre las Farc, para nosotros los colombianos siguen siendo un grupo narcotraficante y terrorista», apuntaló el congresista.

Agencia