Estados Unidos sigue sin considerar a Nicolás Maduro como el presidente legítimo de Venezuela, afirmó el Departamento de Estado, que continúa reconociendo a la opositora Asamblea Nacional de 2015, que recientemente disolvió el «gobierno interino» de Juan Guaidó.

«Nuestro enfoque respecto a Nicolás Maduro no ha cambiado. Él no es el líder legítimo de Venezuela. Reconocemos la Asamblea Nacional de 2015″, declaró a la prensa el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Estados Unidos no reconoce a Maduro como presidente por considerar fraudulenta su reelección en 2018 y desde entonces apoyó al líder opositor Juan Guaidó, que se proclamó «presidente encargado» el 5 de enero de 2019.

Desde esa fecha Guaidó obtuvo el control de activos venezolanos bloqueados en el extranjero, pero nunca pudo asumir el poder real pese a un amplio apoyo internacional que ha mermado con el paso del tiempo.

La semana pasada recibió una última estocada: la propia oposición decidió poner fin al gobierno interino a partir del 5 de enero.

Oídos sordos

Un giro que no ha hecho cambiar la posición de Washington, pese a que en los últimos tiempos mantuvo negociaciones con el gobierno de Maduro para el canje de prisioneros, y en medio de la crisis petrolera desatada por las sanciones impuestas a Rusia por haber invadido Ucrania.

Aparentemente el gobierno del presidente demócrata Joe Biden hace oídos sordos a las últimas declaraciones de Maduro, quien en una entrevista aseguró que Venezuela está «totalmente preparada, para dar paso hacia un proceso de normalización de relaciones diplomáticas, consulares, políticas» con Estados Unidos.

NOTICIA RTELACIONADA: Cedice-Libertad alerta: Precios se dispararon 55% en diciembre para un alza anualizada de 310%

«Seguiremos haciendo cumplir nuestro programa de sanciones contra el régimen de Maduro», afirmó Price, matizando que se valorará «en función de lo que vean por parte del régimen de Maduro en términos de promover la posibilidad de que el pueblo venezolano logre sus aspiraciones democráticas».

En este sentido Price calificó de positivas las negociaciones reanudadas en México entre el gobierno de Maduro y la oposición.

El apoyo internacional a Guaidó vino acompañado por sanciones contra  como mecanismo de presión contra el gobernante socialista, que estima que unos 24.000 millones de dólares del Estado venezolano están bloqueados en el extranjero.

«Los miembros de la Asamblea Nacional están discutiendo entre ellos cómo supervisarán estos activos en el extranjero y seguiremos manteniendo conversaciones con ellos en ese frente», afirmó Price.

El portavoz afirmó que Guaidó «sigue siendo miembro de la Asamblea Nacional de 2015», que «es la última institución elegida democráticamente en el país».

«Coordinaremos y seguiremos coordinando con él como miembro de la Asamblea Nacional de 2015 y con otros actores democráticos afines en Venezuela para apoyar al pueblo venezolano y sus aspiraciones de democracia, estado de derecho y prosperidad», dijo.

Estados Unidos continuará «trabajando con la comunidad internacional para ayudar a abordar la crisis venezolana y avanzar hacia elecciones libres y justas en Venezuela de acuerdo con los deseos y anhelos del pueblo venezolano» que «necesita un cronograma claro» para la celebración de comicios, agregó.