Estrategias de la neuroeducación en el proceso de aprendizaje

2218

Los estudios realizados por las Neurociencias en la actualidad han influido grandemente en el proceso de aprendizaje. Muchos han sido los aportes que han contribuido al desarrollo del potencial del ser humano y mejorar, optimizar en gran medida el proceso de enseñanza y aprendizaje.

La Neuroeducación o Neurodidáctica es definida como “una nueva visión de la enseñanza que se basa en aportar estrategias y tecnologías educativas centradas en el funcionamiento del cerebro. Esta nueva disciplina educativa fusiona los conocimientos sobre Neurociencias, Psicología y la Educación, con el objetivo de mejorarla en su proceso”.

La Neuroeducaciòn nos facilita herramientas, estrategias para aprender mejor, para adquirir nuevos conocimientos, para educar mejor, es considerada como una disciplina o puente entre la Neurología y las ciencias de la Educación, en que la Psicología educativa juega papel fundamental.

Este es un campo muy reciente en el que colaboran tanto educadores como neurocientíficos para mejorar los métodos de enseñanza y los programas escolares, es una dinámica de aprendizaje basada en Neurociencia en función de conocer cómo aprende el cerebro y que cosas estimulan el desarrollo cerebral en el ámbito escolar.

    Ahora, bien es importante que conozcamos como podemos aplicar la Neurodidàctica o Neuroeducaciòn en el aula. ¿cómo influye en el proceso de aprendizaje?   En relación a estas interrogantes podemos decir que conocer el funcionamiento de los procesos cerebrales servirá para convertirnos en mejores educadores, mejores líderes, pues ella aporta a el docente los últimos avances para desarrollar sus capacidades, a partir de conocer que el cerebro es moldeable, que goza de plasticidad, que se puede potenciar entrenando las capacidades cognitivas individuales y conociendo como funciona el mismo en cada etapa.

    “Es importante que los educadores logremos comprender que a partir del conocimiento de cómo funciona el cerebro, cómo aprende, procesa, registra, almacena y recuerda la información, podrá así adaptar su estilo de enseñanza, tener presente la forma como se estructura la clase, sus actitudes,, las palabras y emociones con el fin de optimizar el proceso de aprendizaje.”

     Es de vital importancia tomar en consideración el clima emocional, crear un clima emocional positivo en el aula, donde el docente se muestre empático con sus alumnos, que controle su expresión emocional en el aula para que esta sea positiva y pueda emocionarlos. Hay que evitar el estrés excesivo en el aula, es necesario mantener un pequeño nivel de estrés para mantenerlos motivados, pero los altos niveles de estrés son perjudiciales para su rendimiento.

De igual manera hay que enseñar a los alumnos a manejar su propio estrés, así como otras emociones negativas. Potenciar el aprendizaje emocional, implica que la emoción está vinculada con la memoria, muy ligada, aprendemos mejor cuando el aprendizaje está vinculado a emociones, nos transmite emociones, esto se logra cuando establecemos conexiones con actividades específicas que conectan emocionalmente a los alumnos con el contenido programático.

     Es necesario tener presente en el proceso de aprendizaje , la utilización de diferentes estilos y diversas vías. Podemos potenciar el aprendizaje de los alumnos utilizando diferentes estilos de enseñanza, variando las actividades y materiales. No todos  aprenden de la misma manera, unos son más visuales, otros auditivos, otros Kinestésicos, corporales. Podemos utilizar imágenes, videos, actividades prácticas, interactivas, musicales, en este sentido estaríamos utilizando la Neuroeducaciòn para estimular todos los sentidos, de esta manera se beneficiarían todos los alumnos.

Al respecto la Dra. Jazmín Sambrano expresa “..Dejamos de aprender grandemente cuando no promovemos  el uso completo del cerebro, de los hemisferios derecho e izquierdo y luego creamos enfermedades como las denominadas DIFICULTAD PARA EL APRENDIZAJE; ALUMNOS DISLÉXICOS; HIPERACTIVOS; PROBLEMÁTICOS Y CONFLICTIVOS. Términos muy usuales en la escuela cuando el niño o el joven no muestra marcada inquietud para desarrollar su hemisferio izquierdo, su parte lineal, lógica, secuencial, esto debido  a que simplemente existen en él otras inquietudes como lo es desarrollar su  parte creativa, la imaginación o simplemente se desconoce el sistema de representación preferido del alumno , Si es visual, auditivo o kinestésico, al igual se desconoce su ritmo de aprendizaje, su situación psicoemocional, familiar, el entorno en cual se desenvuelve, se trata entonces de aprender a conocernos y  conocerlos para desarrollar sus talentos“.

     Desde el aula muchas veces hemos fomentado la competencia, el individualismo, la intolerancia, hemos incentivado a los niños y jóvenes a ser materialistas y competitivos, desestimando la creatividad y el deseo de soñar que todos llevamos dentro. Por otro lado, no podemos desestimar el espacio físico, los alumnos aprenden mejor en determinados ambientes . Tenemos una gran capacidad visual que podemos aprovechar por ejemplo estructurando mejor el aula de clase, implementando dinamicas de cambio, de orden se pueden estimular y beneficiar el aprendizaje, una música de fondo puede ayudar a su concentración, a su relajación, a sentirse cómodo, una iluminación natural contribuye a mantener un espacio óptimo para el aprendizaje, la oscuridad y las luces artificiales no lo favorecen mucho .

Se hace necesario tener presente practicar la repetición de los contenidos que se vayan desarrollando, “la repetición es una de las maneras de aprender y almacenar la memoria a largo plazo”. Para ello es importante que la repetición se haga de diferentes formas, utilizando distintas estrategias, en función de no aburrirlos, se debe destacar en ella el aprendizaje significativo, lo que queremos alcanzar. Así como también el FEEDBACK es de vital importancia para la Neuroeducación o Neurodidáctica y el proceso de aprendizaje.

Dar una retroalimentación sobre lo que se ha hecho es básico para orientar el proceso de aprendizaje. No solo vale colocar una nota o resaltar los errores en rojo en los exámenes. Hay que señalar los errores de forma correcta, pero también hay que señalar lo que se ha hecho bien.

     Hoy más que nunca debemos promover estrategias que se adapten a las exigencias de este siglo, de este momento histórico que vivimos, donde el ser humano requiere aprender cosas nuevas para mantener una mejor comunicación con el medio, con el entorno, ofrecer una educación con estrategias de aprendizaje en los tres canales perceptuales:  visual, auditivo, kinestésico, que permitan al alumno identificar su propio ritmo de aprendizaje y exigir al docente la tolerancia y preparación requerida ante las necesidades de sus alumnos.

 En la próxima entrega compartiremos más estrategias de la Neuroeducación para un mayor y mejor aprendizaje en el aula.

PROFA. (M.S.c) DINORA GARCIA RAUSSEO

COORDINADORA ESTADAL DEL CENTRO DE INVESTIGACIÒN Y FORMACIÒN DE LOS EDUCADORES. LUIS BENTRÀN PRIETO FIGUEROA.

NEUROFACILITADORA. MASTER-TRAINER EN PNL. MASTER EN TERAPIA CON PNL.