Personal de Corpoelec trabaja en la recuperación del sistema eléctrico en Guri

Caracas.- Héctor Navarro, exministro de Energía Eléctrica durante el gobierno de Chávez, aseguró este viernes que dada la gravedad del colapso eléctrico, Maduro no tiene más opción que aplicar un plan de racionamiento eléctrico.

“En este momento, Maduro no tiene otra alternativa. El problema es a quién le cortas la luz y a quién no. No es para solucionar el problema. Es para paliar. La solución es activar las plantas termoeléctricas”, aseveró Navarro en el Circuito Onda, durante el programa de la periodista Shirley Varnagy.

Rechazo que pese a las reservas de gas de las que dispone el país las plantas termoeléctricas del país no hayan sido reactivadas hecho que achacó a la incapacidad del oficialismo.

Advierte que la incapacidad del gobierno en materia eléctrica es manifiesta por no poder activar las plantas termoeléctricas a pesar de contar con las más grandes reservas de gas en el mundo.

“Las refinerías están trabajando con muchas limitaciones. Se tendría que exportar más petróleo y derivados”, explora el miembro del llamado “chavismo disidente”.

“El tercer país de gas del mundo, no tiene gas para alimentar las termoeléctricas. Estamos llegando el punto a donde teníamos que llegar. El problema es de incapacidad”.

Aseguró que el cambio de transformadores dañados es un proceso que puede tomar meses, por ser equipos que deben encargarse bajo estrictas especificaciones.

“El problema eléctrico no se resolverá en un plazo inmediato. Son equipos que normalmente se hacen bajo pedido, bajo especificaciones. No se construyen de un día para otro. Son unos monstruos que están ahí y requieren tiempo. Es decir, que eso no se va a resolver de un día para otro”, dijo.

Una bala

A su vez, el exministro desmintió la versión del régimen de que la falla se debió a un disparo de un francotirador.

“Se habla de un disparo con una distancia de 150 metros. Pero, quien ha estado en el Guri sabe que es una zona de máxima seguridad y vigilada. Es imposible que eso ocurra”, expresó.

Al mismo tiempo señaló que en Corpoelec queda muy poco personal capacitado en el sector, y para la recuperación de todo el sistema eléctrico se necesitarían de cuatro a cinco años.