Caracas.- El presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), Celso Fantinel, considera que Pdvsa tendrá que buscar opciones en el sector privado para la importación de diésel, ante la severa escasez, sobre todo, en el interior del país. 

En entrevista concedida a Unión Radio Fantinel señaló que en el interior del país ya los grandes productores venían pagando, en promedio, 0,46 dólares por el litro de combustible, por lo que, a su juicio, un aumento a «precio internacional» no es viable para solventar el problema en las regiones donde se registra mayor escasez. 

«Pdvsa tendrá que mirar al sector privado para volver a importar diésel y gasolina para que volvamos a una normalidad. Pdvsa no puede con la producción nacional que se necesita a diario en el sector agrícola y pecuario», dijo en referencia al reciente anuncio de la estatal sobre el aumento del diésel a 0,50 dólares por litro.

«En la zona occidental y en el estado Portuguesa hemos pagado el litro a 0,46 en promedio y eso quiere decir que los productores han obtenido el diésel prácticamente subsidiado», dijo Fantinel, al tiempo que resaltó que en el caso del oriente del país hay diésel industrial entre 0,15 y 0,25 dólares el litro, pero dice que le preocupan los pequeños y medianos productores por la falta de créditos bancarios.

«Pareciera que éstos productores van a desaparecer» y añadió que desea que ese anuncio sea solo un ensayo y «se logre terminar este ciclo así como vamos en plena cosecha del maíz blanco, maíz amarillo, café, viene también la cosecha de caña de azúcar».

El representante gremial señaló que los grandes productores ha comprado el diésel en los estados Carabobo, Lara, Barinas e inclusive en Guárico, «el costo ha sido mayor» pero que esto no lo pueden hacer los pequeños y medianos productores. «La pandemia trastocó todo, apenas recuperamos un 20% de la siembra de maíz, en arroz no pudimos crecer porque depende mucho del diésel», puntualizó.

Fantinel dijo que el sector agrícola está haciendo un gran esfuerzo y actualmente están en la ronda de negociación para poder adquirir los insumos necesarios para el próximo año. «Es una actividad que se ha vuelto muy complicada, esta es una ingeniería financiera que estamos haciendo las asociaciones de Fedeagro para seguir apostándole al país».