Fotos: Cortesía Oscar Sánchez

Ciudad Guayana.- La Plaza del Hierro conocida como una representación guayanesa desde la década de los años 80 hasta la actualidad sufrió la caída de la estrella colocada como celebración de los 50 años de Alcasa sobre uno de los monitores de hierro que decoran el lugar.

De acuerdo con información suministrada para el equipo de Soy Nueva Prensa por parte del Disntinguido de la radio  Oscar Sánchez, los fuertes vientos de estos últimos meses fueron una de las causas principales por la cual la estrella colapsó.

Destacó que  transeúntes que hacen uso con frecuencia de las estaciones de Bus de Tránsito Rápido (BTR) y busetas informales se sorprendieron y asustaron por el estruendo en ese momento.

Sin embargo, se ha evidenciado a través de los años que la Plaza del Hierro pasó de ser uno de los lugares más icónicos de Ciudad Guayana a ser uno de los más olvidados por parte de la Alcaldía para su cuidado y mantenimiento.

Por su parte guayaneses han manifestado que el lugar se ha convertido en el hogar de indigentes, vendedores ambulantes y uno de los puntos más usados por los delincuentes para el robo.

Historia de la Plaza del Hierro

La Plaza del Hierro se fundó el 29 de diciembre de 1985, sin embargo existe una confusión común entre los guayaneses sobre las razones de su construcción.

Normalmente las personas han creído que el motivo de su creación fue para celebrar el XXV aniversario de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), pero el verdadero motivo fue para conmemorar los diez años de la nacionalización de la industria de extracción del mineral de hierro.

La confusión deriva en el día de la inauguración, debido a que coincidieron las fechas de los actos conmemorativos del aniversario de la Corporación.

La Plaza del Hierro al momento de  ser presentada a la población se convirtió en un símbolo de progreso de la industria, la sociedad y la región.

El lugar se ha utilizado desde entonces como un espacio de esparcimiento, recreación, además de servir como centros de difusión de arte y cultura. Algo que el guayanés en la actualidad solo puede ver como un fantasma del pasado.

Los ciudadanos mantienen en sus recuerdos la promesa de que Ciudad Guayana sería un ejemplo de prosperidad e innovación

Por lo tanto, continuarán exigiendo a las autoridades pertinentes que se esfuercen por el rescate de los espacios de esparcimientos como las plazas y parques naturales.

 

Ruth Meyerowitz