Los Barrancos.-Al parecer sargentos de la Guardia Nacional, pudieran estar involucrados en asaltos que se registran en la carretera nacional que conduce a varios estados del país.

También, “El Caracas” y una mujer que es conocida por el apodo como “Edra”, posiblemente guardan relación con el ataque reciente que sufrió funcionario de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, en cuya balacera falleció la menor Fabiola Bonilla.

El suceso aconteció a la altura de Coloradito, municipio Libertador, estado Monagas, a escasos metros del distribuidor que conduce a los estados, Delta Amacuro, Anzoátegui y Monagas.

Se presume que eran más de ocho delincuentes, estos se movilizaban en dos camionetas, una Chevrolet Luv Dmax y una Toyota Hailux; sin embargo, huyeron a bordo de la primera.

Los “Piratas de Carretera”, no pudieron consumar el atraco. El padre de la víctima se enfrentó a los ladrones, se presume que uno de los maleantes resultó alcanzado por un proyectil.

4 bandas operan en la zona

Trascendió de manera extraoficial que son delincuentes de distintos sectores de los municipios Independencia, Sotillo y Libertador, que conforman cuatro peligrosas bandas.

Según, el centro de operación es sector Los Barrancos, entre los criminales se halla una mujer.

Dice la fuente confiable que la mayoría de los criminales son foráneos que se esconden en comunidades de esta zona para perpetrar sus fechorías.

Los asaltos en la carretera después del puente Orinoquia son constantes, luego de El Amparo hasta el bosque los pinos y por un costado hacia Macapaima, hasta distribuidor de Los Barrancos.

Víctimas fatales

Muchas personas que viajan en vehículos particulares y carros de cargas han sido asaltadas. Bandoleros se llevan hasta la ropa que llevan puestas sus víctimas.

Segundo niño que muere en manos de bandoleros, una de las víctimas caídas era miembro de la escuela de fútbol Mineros de Guayana, este recibió un tiro en el pecho.

Dos empresarios han muerto tras resistirse a ser atracados, uno de los fallecidos era dueño de un aserradero y hotel de Chaguaramas.

Gobernadores de los tres estados, altos cargos de los cuerpos de seguridad y otras autoridades del Gobierno nacional saben que este problema viene ocurriendo hace más de diez años.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]