Los gigantes de la tecnología tienen entre ceja y ceja la industria de salud estadounidense, la cual mueve aproximadamente 3.5 millones de dólares.

Las compañías como Google, Microsoft y Amazon han puesto en desarrollo sus estrategias de salud.  La industria de la salud estadounidense está prepara para sufrir una gran transformación por las compañías de tecnología.

En los últimos años la atención médica ha tenido un aumento significativo para los consumidores, sin embargos estos grandes quiere tener el control sobre los dólares que ingresan y egresan. Desde la perspectiva tecnológica, el cambio es lento, dejando a los empresarios pensando “¿Tiene que haber una manera más fácil?”

Las gigantes de la tecnología como Google, Amazon y Microsoft se centran cada vez más en la expansión de la asistencia sanitaria en Estados Unidos. Han seguido estrategias como la venta de software y servicios informáticos, la oferta de hardware e incluso han dado muestras de que se van a dedicar a la prestación de servicios de salud.

No son los únicos que persiguen el ineficiente sistema de salud. Los minoristas más grandes de Estados Unidos como Wal-Mart y CVS Health también están aumentando sus estrategias de atención médica en un intento de ganarse a los pacientes con una atención más conveniente e idealmente con precios más bajos. 

Así es como compañías de tecnología como Google, Microsoft y Amazon están construyendo sus estrategias de salud, aprovechando su respectiva experiencia en la industria de la tecnología y a menudo centrándose en arreglar los problemas del sistema sanitario, comenzando con sus propios empleados.

Amazon

Amazon en 2018 hizo temblar a la industria de la salud cuando anunció la adquisición de la farmacia online PillPack. PillPack envía por correo las recetas a las personas que toman múltiples medicamentos, empaquetándolos juntos según la dosis. La compañía de tecnología Amazon tiene farmacias en todo el país que envían medicamentos por correo.

Además de PillPack, Amazon está construyendo servicios para sus empleados. En septiembre, Amazon reveló su nuevo programa de clínicas de salud, Amazon Care. A través del programa, que aún está en fase piloto, los empleados de Amazon en el área de Seattle pueden obtener visitas virtuales con médicos y atención domiciliaria que incluye la entrega de medicamentos recetados. La compañía también ha adquirido una empresa de salud digital llamada Health Navigator, que se unirá a Amazon Care, según informó CNBC en octubre.

Durante el último año, PillPack ha comenzado a dar pistas de hacia dónde se dirige su negocio con el apoyo de Amazon. CNBC informó en mayo que un grupo de aseguradoras de salud se acercó a PillPack para proporcionar sus servicios a sus clientes, aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo.

Tecnología
Amazon

Google

Durante el último año, Google ha profundizado en la atención sanitaria, contratando al Dr. David Feinberg para que dirija la división de salud de Google.

El equipo de Feinberg es ahora responsable de coordinar las iniciativas de salud a través de Google, desde el motor de búsqueda hasta su sistema operativo de teléfonos inteligentes Android, pasando por ofertas más futuristas en áreas como la inteligencia artificial.

En su discurso en una conferencia en octubre, Feinberg dijo que uno de sus primeros objetivos principales para el equipo será supervisar cómo surgen las búsquedas relacionadas con la salud y trabajar para mejorarlo con el equipo de Google Search.

Google Health es sólo un aspecto de la estrategia de salud de la empresa matriz Alphabet. Dentro de Google, Google Cloud está trabajando para coordinar los contratos de cloud computing con los sistemas sanitarios. Mayo Clinic firmó en septiembre con Google como su socio en la nube y la IA.

También está Verily, el brazo de ciencias de la vida de Alphabet, así como Calico. Verily tiene sus manos en proyectos que van desde la robótica hasta los dispositivos de seguimiento del azúcar en sangre para trabajar en el tratamiento de las adicciones. La compañía también ha realizado inversiones en salud a través de sus fondos de riesgo GV y Capital G, así como a través del propio Alphabet.

El viernes, Google alcanzó un acuerdo de 2.100 millones de dólares para adquirir Fitbit. La marca, más conocida por sus relojes de fitness, también tiene un gran negocio que vende una plataforma de salud que combina entrenamiento y seguimiento de fitness a los empleadores y planes de salud.

Además de trabajar con los productos existentes, la supervisión de Feinberg incluye el equipo de salud de Google AI, componentes de hardware y DeepMind Health.

Tanto Google AI como DeepMind han llevado a cabo proyectos que analizan imágenes médicas como escáneres oculares y de células de cáncer de mama, con la esperanza de ayudar a los profesionales médicos a diagnosticar y tratar a las pacientes.

Tecnología
Google

Apple

Apple se ha abierto camino de forma lenta pero segura en el sector de la salud, en particular a través de su hardware, incluido el Apple Watch. El reloj puede seguir la frecuencia cardíaca y buscar ritmos cardíacos anormales, y su iteración más reciente también incluye una actualización para el seguimiento del ciclo menstrual.

Los teléfonos de Apple también están precargados con una aplicación de salud, que recopila datos de fitness y salud que los usuarios optan por compartir con el dispositivo. La aplicación de salud también tiene la capacidad de recopilar información de registros de salud personales y sincronizarse con algunos hospitales. La aplicación realiza un seguimiento de los registros de vacunación, los resultados de análisis y las alergias.

La compañía ha estado profundizando en la salud del corazón, contratando cardiólogos y en 2018 obteniendo la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para su tecnología de control cardíaco, lo que le da la capacidad de alertar a los usuarios de ritmos cardíacos irregulares.

Los investigadores también están utilizando cada vez más los datos del reloj y de otros dispositivos de Apple en los estudios.

Apple también ha estado trabajando con aseguradoras como Aetna y UnitedHealthcare. En el caso de Aetna, el programa está apostando a que una aplicación y un reloj Apple Watch pueden mantener a sus miembros más sanos. El programa Devoted Health de Medicare Advantage está cubriendo el reloj como un beneficio.

Apple también gestiona clínicas para sus empleados, llamadas AC Wellness Networks, que son independientes de Apple pero son exclusivas para sus empleados.

Tecnología
Apple

Microsoft

Microsoft ha tenido históricamente problemas para introducirse en el negocio de la salud. Entre lo más destacado de Microsoft está su herramienta de registros de salud llamada HealthVault, pero al final tampoco funcionó y fue eliminada.

Ahora, la estrategia de salud de la compañía radica en su capacidad para proporcionar servicios cloud a las empresas de salud, así como software.

Esto ha tomado forma en forma de asociaciones de alto perfil con compañías como Walgreens, Novartis, Humana y el sistema de salud de la costa oeste Providence St.

Además de proporcionar servicios cloud, Microsoft también se compromete a trabajar con sus socios en proyectos. Por ejemplo, con Walgreens, planea probar ofertas de salud, incluyendo 12 pilotos de «rincones digitales de salud» en las tiendas. Estos están en proceso de ser ejecutados, dijo Peter Lee, vicepresidente corporativo de Microsoft Healthcare.

«Se siente como si estuviéramos muy bien organizados en este momento», dijo Lee.

Tecnología
Microsoft

Facebook

Facebook, el gigante de las redes sociales, está tratando de entrar con el mercado de la salud a través de herramientas de control y aprovechando sus comunidades para hacer invitar a donar sangre.

Las pruebas en salud de Facebook están dirigidos por su jefe de investigación en salud, el Dr. Freddy Abnousi, cardiólogo.

En octubre, la compañía presentó una herramienta llamada Preventive Health que tiene como objetivo incitar a los usuarios a hacerse revisiones y ofrecerles opciones de a dónde puede ir a pedir citas y qué pruebas necesita, como por ejemplo ver los niveles de colesterol. Facebook dijo que la información proporcionada en la herramienta sólo es accesible a un equipo selecto en Facebook y no será compartida con terceros como las aseguradoras de salud.

Aún así, las ambiciones de salud de Facebook vienen acompañadas de una importante capa de escepticismo basada en el historial de la empresa de compartir datos con anunciantes y otros terceros.

«Nadie le va a contar a Facebook su diabetes o su ETS», dijo en diciembre el profesor de marketing de la Universidad de Nueva York Scott Galloway.

Facebook

Uber

La empresa de mensajería Uber está apostando a que puede convertir sus ambiciones en materia de salud en un negocio clave, utilizando su unidad Uber Health como una nueva forma de entrar en mercados rurales más pequeños en todo el país.

Uber Health trabaja con las aseguradoras para proporcionar transporte a las consultas médicos para los pacientes que de otra manera tendrían dificultades para entrar. En 2018, la compañía contrató a Dan Trigub de su competidor Lyft para dirigir el equipo.

Uber Health trabaja con las aseguradoras para manejar las necesidades de transporte de sus miembros, particularmente los estadounidenses de edad avanzada en los planes de Medicare -el programa federal de seguros de salud para personas de edad avanzada- y aquellos en los planes de Medicaid que atienden a estadounidenses de bajos ingresos. A los conductores se les asignan viajes que reciben el mismo trato que los viajes comerciales. 

El mercado del transporte sanitario es masivo -LogistiCare, un agente de transporte con el que Uber está trabajando, facilita más de 60 millones de viajes al año- y Uber es uno de los muchos actores en el espacio que también incluye a Lyft.

Gracias a los acuerdos con las aseguradoras que quieren coordinar los viajes de sus miembros, Uber puede mudarse a mercados más rurales.

«Cuando pensamos en nuestra población envejecida, tienden a vivir lejos de las grandes ciudades y en los mercados rurales», dijo Trigub.

Uber

Lyft

Al igual que Uber, Lyft aprovecha su experiencia en transporte para construir su negocio de salud.

«Estás viendo a todas las compañías de tecnología entrar en contacto. Es una sexta parte de nuestro PIB. Así que es difícil ignorarla como mercado», dice Megan Callahan, vicepresidenta de atención médica de Lyft.

Callahan se unió a Lyft en noviembre de 2018 después de haber trabajado como director de estrategia en Change Healthcare, una empresa de McKesson.

Desde 2016, Lyft ha estado trabajando con aseguradoras, sistemas de salud y agentes de transporte para manejar las necesidades de transporte de sus miembros.

La compañía de tecnología de transporte ahora trabaja con planes de Medicaid en seis estados, aprovechando lo que Callahan caracterizó como un poco más de la mitad de los 6.000 millones del mercado de transporte médico que no es de emergencia. 

Callahan explica que el equipo es una «parte de Lyft Business de rápido crecimiento», los negocios empresariales asociados con la compañía de transporte compartido.

Callahan afirma que la compañía tiene un mayor volumen de viajes que la división de salud de Uber. Ni Lyft ni Uber revelan su volumen de viaje relacionado con la salud.

Lyft