Gigantes

Gigantes de Guayana tuvo que pisar el acelerador para superar, 87 – 85, a un equipo de Cangrejeros que batalló hasta el final, para forzar un tiempo extra en el Hermanas González de Ciudad Guayana.

Este fue un encuentro complicado para ambos conjuntos, quienes venían de derrotas consecutivas y estaban necesitados de buenos resultados.

Así se percibió durante los primeros minutos del partido, donde Gigantes se vio un tanto precipitado en su toma decisiones, ante la defensa en zona planteada por el rival. Esto produjo una mala selección de disparo por parte de los de casa.

En el segundo cuarto, los dirigidos por Fabricio Salas fueron encontrando los espacios para hacerle daño a la defensa de Cangrejeros.

Albert Arias, uno de los responsables del despertar ofensivo de Gigantes anotó 11 unidades y envió a los guayaneses al descanso arriba por siete (41 – 34).

En la segunda mitad, los locales se sentían cómodo en el juego y en el marcador. Eduardo Ríos, el cual terminó con 14 puntos y 8 rebotes (7 defensivos), uno de los baluartes en la actitud colectiva; demostrando garra e intensidad en cada posesión de balón.

El tercer cuarto terminaría 66 a 54, pero nada estaba definido aún.

En el último período, Gigantes cayó en el juego de Cangrejeros. Esto los llevó a tener imprecisiones que le permitió a los visitantes volver en el partido; de la mano de Mondy Murray, quien cerró su noche con 28 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias.

Daquan Brooks, importado al servicio del conjunto guayanés, tuvo el tiro ganador. Sin embargo, fue bien defendido por Ransés Valdez, lo que llevó el partido a tiempo extra.

Con el respaldo de los presentes, Gigantes salió decidido a buscar este compromiso. Un Canasto de Eduardo Ríos abrió la cuenta en el tiempo agregado.

Luego, José Bracho y Osbel Caraballo se unirían a la fiesta, para darle un respiro a todos los presentes en el Hermanas González.

Pese a los intentos de Murray, Akeem Ellis y Richard Polanco, en tratar de golpear primero en la serie, Gigantes tenía otros planes.

Con otra soberbia actuación de Caraballo (21 pts, 8 Reb, 2 As) y la intensidad defensiva de Ríos, el equipo guayanés pudo obtener una importante victoria que lo acercan a la clasificación.

Ríos, uno de los más destacados en la cancha, aseguró “El coach pidió bastante defensa y es en lo que mejor me desempeño en la cancha (…) esa intensidad defensiva fue la que permitió que Eduardo Ríos tuviera un buen papel en la victoria de hoy”.

El Ala-Pívot, quien también le dedicó el triunfo a su familia, invitó a toda la fanaticada a seguir respaldando al equipo en todo momento.

Análisis de la victoria

Fernando Ortega, primer asistente técnico de Gigantes de Guayana, analizó la razón de la remontada de Cangrejeros.

“Ellos hicieron un ajuste en las tallas. Apostaron jugadores pequeños y rápidos, con buen lanzamiento. Además, ejecutaron bien su Pick and Roll y consiguieron los espacios abiertos”, destacó Ortega.

Asimismo, el primer asistente técnico considera que la postemporada es un “nuevo torneo”. Por ahora, lo primordial es barrer la serie ante un rival directo como lo es Cangrejeros y asegurar la clasificación.

Este marte, los dirigidos por Fabricio Salas enfrentarán el segundo juego de la serie ante el equipo de Monagas, a las 7:00 pm.