Estrechón de manos entre coordinadores de ambas delegaciones, Gerardo Blyde y Jorge Rodríguez

México.- Con la llegada de las delegaciones participantes a México, este viernes se dio inició a las negociaciones entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana, con el auspicio del gobierno anfitrión y el Reino de Noruega.

Desde el Museo de Antropología de México, que sirvió como sede para este primer encuentro, el director del Centro para la Resolución de Conflictos de Noruega, Dag Nylander, inició la lectura del memorando de entendimiento que firmarían las partes, donde se establecen los siete puntos de la agenda que se llevará a cabo durante la jornada de negociación. 

Estos son: Derechos políticos para todos, garantías electorales para todos. Cronograma electoral para elecciones observables; levantamiento de las sanciones y restauración de derecho a activos, respeto al Estado constitucional de derecho, convivencia política y social. Renuncia a la violencia y reparación a las víctimas; protección de la economía nacional y medidas de protección al pueblo venezolano y garantías de implementación, seguimiento y verificación de lo acordado. 

“Haremos todo lo posible para que estas negociaciones tengan resultado satisfactorio», dijo el funcionario, indicando que los problemas que tienen los venezolanos deben ser resueltos por los actores políticos del país.

Nylander exhortó a las partes del diálogo a tener una actitud seria y constructiva. «Escuchen las preocupaciones de su contraparte y del pueblo venezolano», dijo y llamó a la comunidad internacional para apoyar este proceso. 

Por el sector oficialista la delegación está encabezada por el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, también la integra el gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez y el hijo del Primer mandatario, Nicolás Maduro Guerra. 

Del lado opositor la delegación está encabezada por Gerardo Blyde, Tomás Guanipa, Stalin González, Carlos Vecchio, MAriela Magallanes, Roberto Enriquez, Luis Aquiles Moreno, Luis Emilio Rondón y la abogada Claudia Nikken.