Las delegaciones del Gobierno de Nicolás Maduro y la Plataforma Unitaria firmaron este sábado 26 de noviembre un nuevo acuerdo social, como parte de las negociaciones con la mediación de Noruega, que han sido reanudadas luego de 13 meses suspendidas por decisión del oficialismo, publicó Monitoreamos.

Este acuerdo creará “un mecanismo práctico, dirigido a abordar necesidades sociales vitales y atender problemas de servicios públicos”, explicó en un comunicado el jefe negociador del Ejecutivo, Jorge Rodríguez.

El mecanismo se financiará con cerca de 3.000 millones de dólares de recursos del Estado venezolano congelados en el exterior, y que serán administrados por las agencias de la Naciones Unidas, según adelantó el embajador de la Unión Europea en Caracas, Rafael Dochao.

Estos recursos estarán destinados a reforzar “el sistema público nacional de salud en equipamiento, recuperación de infraestructura, dotación de insumos, vacunas y medicamentos”, de acuerdo a lo explicado en el comunicado de la delegación oficialista.

También se usarán para “ampliar y reforzar del servicio de energía eléctrica, la atención a una parte significativa de la infraestructura escolar, y la atención a necesidades derivadas de la emergencia por las lluvias torrenciales, así como programas de apoyo alimentario”.

En septiembre de 2021 las partes firmaron un primer acuerdo, que terminó en fracaso. En aquella oportunidad lo acordado establecía la creación de una Mesa Nacional de Atención Social, “para abordar las áreas de salud y alimentación”, y en especial lo relacionado a la atención de la pandemia del coronavirus.

Cada parte designaría a tres representantes, quienes deliberarían e implementarían “medidas de protección social” en “tiempos muy breves”.

Sin embargo, no llegó a concretarse pues el régimen de Maduro pretendió nombrar al empresario colombiano, Álex Saab, para intentar lograr su liberación.