Píritu.-En horas de la media noche, atacaron a una unidad de Expresos Pegamar en el tramo Píritu-Barcelona de la carretera nacional Troncal 9.

Una banda de delincuentes con armas de fuego, obligaron al chofer a detenerse con barricadas y disparos.

Según reporte de un trabajador de la empresa, que quiere mantener su nombre en reserva, el conductor del bus Marcopolo, de color blanco con el número 1038, transitaba por el sector conocido como Las Isletas.

Saliendo del distribuidor Píritu, cuando se encontró con los obstáculos y al tratar de esquivarlos impactó contra las defensas viales.

Explicó que al detener la unidad, que no trasladaba pasajeros en ese momento, obligaron al chofer a bajarse, le robaron sus pertenencias, les dieron una golpiza y después le cayeron a tiros al autobús.

El conductor había salido de la ciudad de Caracas en horas de la tarde de ese día y tenía como destino la ciudad de Maturín, capital del estado Monagas.

Sobre el hecho, autoridades policiales de Píritu no se han pronunciado.

El pasado 20 de marzo también fue baleado un conductor de Expresos Mérida, que cubría la ruta San Cristóbal-Puerto La Cruz.

En ese hecho, ocurrido en Puente Gómez en Barcelona, a pocos metros del peaje Los Potocos de la Troncal 9, los 12 pasajeros que trasladaba fueron asaltados.

Ese día la unidad de dos pisos, el número 149 de la flota, marca Buscar, de color blanco, fue emboscada por un grupo de asaltantes que colocaron obstáculos en la vía.

 

Tomado de El Tigrense, diario digital