Barlovento.-El comisario jefe, Eduardo Henríquez, jefe de la subdelegación de Caucagua, estado Miranda, iba acompañado del inspector jefe, Joel Amador, jefe de investigaciones, ambos se trasladaban a una reunión y a la altura de Barlovento, se hallaba una alcabala con varios sujetos uniformados de funcionarios de la Policía Nacional.

Los oficiales de la policía judicial, al parecer se dieron cuenta una situación irregular y se generó un intercambio de disparos.

El cadáver del comisario jefe, Henríquez, fue localizado con múltiples disparos en una zona boscosa, en la vía que conduce a Barlovento. Ambos funcionarios se trasladaban en un vehículo Toyota Corolla de color vino tinto.

Funcionarios de los diferentes cuerpos de seguridad se encuentran desplegados en sectores de Miranda, buscan a los responsables del referido suceso, aún no hallan al inspector jefe, tampoco el automóvil en el cual se movilizaban ambos oficiales.

Trascendió que en la carretera de Caucagua y Barlovento, operan varias bandas que se dedican al robo, secuestro y asesinatos.

Delincuente muerto

Se presume que en medio del enfrentamiento que sostuvieron los altos funcionarios de la subdelegación Caucagua, con delincuentes uniformados de PNB, uno de los bandidos murió.

Después del secuestro del comisario jefe, e inspector jefe del Cicpc, se reportó sobre el hallazgo de una persona muerta, en la carretera a Barlovento, con uniforme de la Policía Nacional, tenía la jerarquía de oficial agregado y portanombre de Guevara J.

En el lugar, encontraron cartuchos de fusil percutidos, igual cartuchos de pistolas 9 milímetros, no se descarta que el desconocido era uno de los implicados en el rapto de los altos cargos.

 

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]