Un menor sin vida fue encontrado en horas de la mañana del lunes 16, en el conocido “bote” de SIDOR, ubicado en la zona industrial de Matanzas, parroquia Unare.

Personas que frecuentan este sitio, en busca de desechos, descubrieron el cuerpo sin vida de Henderson José Rodríguez Figuera, quien tenía en la parte frontal de la cabeza una herida.

A los pocos minutos del hallazgo, autoridades policiales acudieron hasta el lugar; también, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Al parecer, el adolescente murió por una fuerte descarga eléctrica y el cuerpo fue liberado en el botadero de escombros.

Expertos de la policía judicial buscan a otras personas que posiblemente acompañaban a la víctima, momentos en que murió electrocutado.

Trascendió que el infortunado tenía su residencia en sector Las Teodokildas, Core 8.

Supuestamente, algunos adultos se hallaban con el adolescente, se metieron en las instalaciones de la Siderúrgica del Orinoco a sustraer cables de alta tensión y material estratégico, es la información que manejan funcionarios policiales.