Madrid.- Un cuento navideño con el tono edulcorado habitual de estas historias. Eso es «Harry Potter: Return to Hogwarts», el especial de HBO Max que se estrena este 1 de enero para celebrar los 20 años de la saga fílmica y que hará las delicias de los fans con los recuerdos y curiosidades de sus protagonistas.

Porque más allá de verlos en la actualidad («Parece que no ha pasado el tiempo pero a la vez ha pasado mucho», dice Emma Watson/Hermione en un momento del especial), se descubren pequeños secretos que no cambian la historia de la saga pero sí gustarán a los seguidores de los personajes creados por J.K. Rowling.

Precisamente la poca presencia de Rowling es uno de los aspectos más destacados de este programa. Aparece brevemente hablando de la dificultad de encontrar al actor que encarnaría a Harry hasta que llegó Daniel Radcliffe, pero son declaraciones sacadas de una entrevista de 2019.

Y todos los miembros del equipo que participan apenas hacen mención a la escritora. Detrás de esta ausencia está la polémica surgida en 2020 cuando Rowling fue acusada de «transfóbica» por decir que los hombres que no se operan no deben ser reconocidos legalmente como mujeres. Una opinión criticada por Radcliffe y Watson.

Los dos, junto a Rupert Grint (Ron), son los protagonistas de este especial, como lo fueron de la saga, y charlan en una de las salas de Hogwarts recordando detalles del proceso de casting, de los rodajes, de su relación con el resto del equipo o de sus épocas de crisis, agobiados por la fama.

La más específica sobre sus sentimientos es Watson, que asegura que en la época de «Harry Potter and the Order of the Phoenix», cuando tenía 17 años, se sentía sola y aterrada por la creciente repercusión del fenómeno Harry Potter, por lo que pensó seriamente en abandonar. Y también Grint reconoce haber reflexionado sobre cómo sería su vida sin estar en los filmes.

Aunque también señalan que el balance general de ser parte de las películas es más que positivo. «No sería quien soy sin muchísima de esta gente», afirma rotundo Radcliffe, que mantiene conversaciones con algunos de los personajes emblemáticos de la saga, como Helena Bonham Carter (Bellatrix Lestrange) o Gary Oldman (Sirius Black).

Con Bonham Carter, Radcliffe muestra una química especial y el actor reconoce que estuvo enamorado de ella. Como Watson lo estuvo de Tom Falcon (Draco Malfoy). «Pero nunca, nunca, pasó nada entre nosotros», afirma divertida la actriz, que se sentía «vulnerable» cuando estaba con su compañero de reparto.

Watson también califica de «horrible» la experiencia de besarse con Grint, a quien considera un hermano y con quien acaba abrazada y llorando entre recuerdos y alabanzas mutuas.
Por el especial, que dura casi dos horas y que se estructura como un viaje a Hogwarts partiendo del famoso andén 9 y 3/4, pasan James y Oliver Phelps (los gemelos Welsey), Bonnie Wright (Ginny), Ralph Fiennes (Voldemort), Robbie Coltrane (Rubeus Hagrid), Matthew Lewis (Neville Longbottom) o Jason Isaac (Lucius Malfoy).

Fiennes cuenta entre risas cómo dudó si aceptar o no el papel del malvado Lord Voldemort. Fueron sus sobrinos de entre 10 y 12 años los que le obligaron a entrar en el proyecto.

También aparecen los directores: Chris Columbus -responsable de «Harry Potter and the Sorcerer’s Stone» (2001) y «The Chamber of Secrets » (2002)-; Alfonso Cuarón -«The Prisoner of Azkaban » (2004)-; Mike Newell -«The Goblet of Fire» (2005)- y David Yates, que se encargó de las cuatro últimas -«The Order of the Phoenix» (2007), «The Half-Blood Prince» (2009), y las dos partes de «The Deathly Hallows: Part 2 » (2020 y 2011).

Para Columbus, «la más inteligente del set» era Emma Watson; Cuarón destaca que su contribución fue hacer la historia más compleja con la entrada de los protagonistas en la adolescencia; Newell se muestra como el más gamberro de los realizadores -hasta se rompió una costilla enseñando cómo pelear a uno de los gemelos Phelps- y Yates recuerda la titánica labor de cerrar la saga.

«Harry Potter. Return to Hogwarts», un especial por el 20 aniversario de la primera película – Fotografía: EFE

Y en el especial queda hueco para recordar a algunos de los miembros esenciales de la saga, ya fallecidos: Richard Harris, que interpretó a Albus Dumbledore en las dos primeras entregas; Alan Rickman (Severus Snape); Helen McCrory (Narcissa Malfoy); John Hurt (Garrick Ollivander), o Richard Griffiths (Vernon Dursely).

Un amplísimo elenco en el que también participaron Maggie Smith (Minerva McGonagall), Michael Gambon (Dumbledore tras el fallecimiento de Harris) o Emma Thompson (Sybill Trelawne).

Toda «la aristocracia de la interpretación británica», como los describe Columbus, que cree que los niños no se daban cuenta al principio de con quién estaban trabajando.