Humanos en la Empresa. Maestro (a) la Luz de la Patria Eres Tú

71

Hoy es un día sumamente Especial, colmado de Regocijo Patrio; un día Vibrante, Pulsante del Alma que lleva el Coraje Libertario e Iluminador porque se Honra a uno de los Profesionales más Valiosos de la Patria, a nosotros los Maestros; somos Seres que nos Formamos para Formar a Seres Humanos en el marco de los Valores con el fin de sacar de ellos la mejor versión sí. Iluminamos Vidas mostrándoles un Cielo lleno de Estrellas de Oportunidades.

Ser Maestro es un acto de A-mor, Valentía y Coraje porque para esto se requiere de un Corazón cargado de Humildad y Nobleza; logramos tenerlo.

Somos Voces Luz que con un Tono Alto llevamos Libertad, con Palabras irradiamos Esperanza, con Cantos de Bondad que aflora en las Cumbres del Bien.

 Ser Maestro es Iluminar nuestro mundo interior desde la más sublime aguas Emocionales; donde la Comprensión son Olas de Integración; la Alegría Brisas de Vi-da; el Entusiasmo montañas de Futuro; la Vocación Árboles del Servicio, la Tolerancia Lomas de Hermandad y la Sensibilidad rutas que erigen nuestro actuar para Iluminar a quienes son muestra razón de Ser para Enseñar, los Educando.

Nuestro quehacer como Maestro es tomar a cada aprendiz con su historia tal como es, interpretarla y transformarla para así mostrarle las luces que ésta le aporta para brillar en la Vi-da, convirtiéndolos en Faros que alumbran su porvenir. Cuya Luz vaya como la Aurora de aumento en aumento.

Cómo Maestros tenemos que mostrarle el Sendero de la Luz a nuestros Alumnos; conducirlos por Él, bajo orientaciones Espirituales de manera que se vayan Iluminando e Iluminando a otros, hasta lograr un destello de Diversidad Existencial.

Dicha iluminación permitirá que el Educando pueda iluminar a su entorno inmediato. Es menester que en estos tiempos de Turbulencia cambiemos la mirada de cada Ser Humano que Dios y la Patria nos han encomendado para que ellos conecten con la Claridad de la Existencia; donde todas sus potencialidades sean aprovechadas en los distintos escenarios de la Patria.

Como es de bien sabido, en ocasiones hay quienes miran a la Patria con oscuridad porque ellos están apagados, esto representado en Dolor y Desesperanza. Es por esto que ahora y siempre los Maestros Somos y Seremos la Luz de la Patria porque desde cada rincón la iluminamos con nuestra Calidad y Calidez Humana; promoviendo la Solidaridad, Tolerancia como también la Empatía, la Esperanza.

Iluminar  a la Patria es convertir la Tristeza en Alegría, la Desesperanza en Esperanza, el Des-amor en A-mor, el Desánimo en Ánimo, la Imposibilidad en Posibilidad, la Desintegración en Integración, la Baja Estima en Alta Estima, la Desvalorización en Valorización, la Desconexión del Aprendizaje en Conexión.

Maestro (a), colega… Cuando por las Circunstancias difíciles sientas que te estás apagando, ve conéctate con tu vocación, Respira, Ora, Lee, Vacíate, Abraza, Canta, Baila pero nunca te apagues, sigue brillando porque la Luz de la Patria eres tú, soy yo. Una Patria Iluminada por nuestras Orientaciones, Enseñanzas, Calidez y Calidad será la Patria Nueva con la que soñamos, en dónde hay espacios para todos sin Desánimos ni Desesperanzas. Donde cada Estudiante desee Crecer, convertirse en un ser valioso con un contenido interno que ofrecer para Iluminar cada Área de la Patria.

 

En suma, Somos la Luz  de la Sabiduría, .Brillante de Color Oro que Transforma e Ilumina.

 

 

¡Vivan nuestros Maestros Luz que con Coraje Libertario e Iluminador dan Luz a la Patria! ¡Feliz Día del Educador!

 

 

Por Prof. Gregorio Torres Odreman

Coach Ejecutivo – Profesional Internacional

Team Coach Internacional

Consultor Organizacional

Neurofacilitador

CEO Emprende y Crece

@soygregoriotorres