Teherán.- Irán comenzó este lunes a inyectar gas en las centrifugadoras de la planta de Fordo para enriquecer uranio a una pureza del 20 %, en violación del acuerdo nuclear de 2015, conocido como JCPOA por sus siglas en inglés.

El portavoz del Gobierno iraní, Alí Rabií, explicó que el proceso de inyección de gas en las centrifugadoras comenzó «hace unas horas» tras la orden del presidente, Hasan Rohaní, para implementar una reciente ley aprobada por el Parlamento, según la agencia oficial IRNA.

Hace tres días, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) informó de que Irán le había comunicado sus planes de enriquecer uranio hasta una pureza del 20 %, un nivel que alcanzó antes del histórico acuerdo de 2015.

 

EFE