Jerusalén.- El Ejército israelí mató este viernes al número dos del grupo Yihad Islámica Palestina en la Franja de Gaza durante un ataque aéreo contra un edificio residencial que dejó al menos otros siete muertos y más de 40 heridos.

Fuentes médicas y de seguridad palestinas en Gaza confirmaron la muerte de Taysir al Yabari, líder del brazo armado de la YIP en la zona centro y norte de la Franja y que encabezaba la unidad responsable del lanzamiento de cohetes hacia Israel.

El Ministerio de Sanidad palestino detalló que una de las víctimas mortales es una niña de cinco años.

Otras fuentes palestinas en Gaza destacaron también que el edificio residencial atacado, ubicado en el centro de Gaza Capital, alberga a oficinas de medios de comunicación y de organizaciones no gubernamentales.

El asesinato de Al Yabari tiene lugar en el marco de una ofensiva lanzada hoy por el Ejército israelí contra objetivos del grupo palestino en el enclave, en el marco de un repunte de tensión tras el arresto el lunes de otro de sus líderes en Cisjordania ocupada.

En un breve comunicado, el Ejército anunció el comienzo de una operación contra el grupo islamista, que esta semana amenazó con ataques de represalia tras el arresto, desencadenando un refuerzo de las tropas israelíes en la frontera de Gaza y un estado de alarma por el posible lanzamiento de cohetes.

Desde hace varios días, Israel mantiene cerrados los cruces fronterizos con la Franja, así como múltiples carreteras en las comunidades israelíes colindantes con el enclave.

El ataque israelí hoy en Gaza marca un cambio de tendencia respecto a ofensivas previas, cuyos desencadenantes suelen incluir hostilidades por parte de grupos palestinos en la Franja contra territorio israelí.

Tras los bombardeos, que según fuentes palestinas alcanzaron múltiples objetivos en distintas ciudades gazatíes, el Ejército decretó la interrupción de casi todas las actividades en las comunidades cercanas a la frontera y estableció múltiples medidas de protección en zonas aledañas pero no tan cercanas.

Estas medidas incluyen la interrupción de todas las actividades educativas y un límite al aforo, que no se puede extender a más de 10 personas en espacios cerrados al menos hasta mañana por la tarde.

Tras la ofensiva, el primer ministro israelí, Yair Lapid, dijo: «El gobierno israelí no permitirá que las organizaciones terroristas en Gaza establezcan la agenda en el área adyacente a la Franja y amenacen a los ciudadanos del Estado de Israel. Cualquiera que intente dañar a Israel debe saberlo: lo encontraremos».

«Las fuerzas de seguridad actuarán contra los terroristas de la Yihad Islámica para eliminar la amenaza que representan para los ciudadanos de Israel», agregó.

Por su parte, el ministro de Defensa, Benny Gantz, señaló que «el objetivo es proteger al Estado de Israel y a los ciudadanos de Israel. No permitiremos que nadie amenace o dañe a los ciudadanos de Israel. Quien intente hacerlo, saldrá lastimado”.

 

EFE