Puerto Ordaz.-Jesús Alberto Salazar Acosta fue privado de libertad por el delito de supuesto abuso sexual contra su hija de dos años de edad, quien fue sometida a un examen forense, cuyo resultado arrojó positivo.

Crist Ángela de Agrela, madre de la víctima, denunció que siente miedo que pueda pasarle algo, después que denunció a su ex pareja por abuso sexual contra su hija, dice que ha recibido amenazas de muerte, persecución y acoso de parte del jefe del imputado.

La abogada Yamileth Betancourt Carvajal, alertó al fiscal superior del estado Bolívar, Luis Alfredo Roa Reyes, también al fiscal general de la República, Tarek William Saab, sobre dicha situación.

Salazar Acosta, fue privado de libertad el día 11 de junio, tras la solicitud del fiscal de violencia, Iván Marcano, al juez Primero de Control, Licentt León, pronto se llevará a cabo la audiencia preliminar y las víctimas exigen que sea ratificada la privativa de  libertad.

Separados

Agrela, dijo en la redacción de soynuevapresadigital.com, que tuvo una vida marital  con Jesús Alberto de siete años, pero llevaban dos años separados del supuesto abusador.

El sujeto dormía en otra habitación, el día que ocurrió la violación fue en un momento que la niña se hallaba con su padre en el cuarto, “la bebé me manifestó que le dolían sus partes; también que su padre la había tocado, en ese momento se dan cuenta que la situación no era normal”.

Explica la madre de la víctima que enseguida acudió al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, y la menor es sometida a medicatura forense.

Después que el padre de la menor es detenido comenzó la odisea de esta mujer, “e incluso su jefe, acudió a mi casa a ofrecerme dinero, a decirme que tenía influencia y que debía retirar la denuncia, también me amenazó diciendo que conocía gente mala que podían hacerme cosas”.

Alerta a los administradores de justicia

Crist, dice que ella, no está pidiendo dinero, solo solicita que se haga justicia y que el responsable sea castigado con todo el peso de la ley, además, ella, siente temor que la revisión forense que practicaron a su otro hijo que tiene cinco años, salga positiva.

Abogada Yamileth Carvajal, afirmó que solicitó revisión forense para el menor de cinco años con el propósito de descartar cualquier duda o presunción que puede existir en el caso.

Para la víctima y la abogada acusadora, es una situación delicada; también creen que la persona procesada representa un peligro para la sociedad.

Crist Ángela piensa que el padre de la criatura de dos años, le desgració la vida tras abusar de ella y causarle un trauma que causará secuelas posteriormente.

Por último, alertaron a representantes del Ministerio Público, igual, a las autoridades policiales de cualquier cosa que pueda pasarle a Crist, manifestaron que hacen responsables, tanto al supuesto abusador como a su jefe, quien valiéndose de su poder económico la tiene amenazada.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]