Juego del Calamar

Los Ángeles.-La serie surcoreana «El juego del calamar» espera hacer historia en los premios Emmy que se entregarán el próximo 12 de septiembre en Los Ángeles, California, pues aspira a convertirse en el primer programa de televisión en idioma extranjero en obtener el máximo honor, Mejor Drama.

La serie de Netflix, en donde delincuentes e inadaptados compiten por dinero en mortales versiones de juegos infantiles, espera seguir los pasos de la película también surcoreana Parásitos, ganadora del Óscar.

Pese a que ya se convirtió en la primera serie en habla no inglesa que consigue una nominación a la Mejor Serie Dramática, para llevarse el trofeo debe superar a una anterior ganadora, Succession de HBO.

Contra el gran HBO

«Es bastante difícil competir con ese gigante de HBO», opinó Pete Hammond, experto en premios del sitio especializado en espectáculos Deadline.

Hammond recordó que la serie estadounidense sobre la insistente lucha de un clan por defender su imperio de medios de comunicación encabeza la lista con 25 nominaciones a los Emmy.

El experto sí cree que El juego del calamar obtendrá el premio al Mejor Actor, lo que le permitiría a Lee Jung-Jae convertirse en el primer ganador de la categoría con una interpretación que no-inglés.

Rivales del Juego del Calamar

Otras que buscan el premio a la Mejor Serie Dramática son Severance (Apple TV+), una metáfora sobre el mundo laboral, protagonizada por Adam Scott, y Ozark (Netflix), que evidencia el blanqueo de capitales y los vicios de la clase media estadounidense.

En la misma categoría se encuentra Euforia, en la que su protagonista Zendaya, quien ya fue premiada en 2020, tiene todas las posibilidades de ser nuevamente elegida como Mejor Actriz por su papel de adolescente drogadicta.