(Actualización)

Trinidad y Tobago.- El periodista Francisco Marín informó la tarde de este lunes que el juez que lleva el caso de las 9 mujeres y 16 niños deportados de Trinidad y Tobago falló a favor del Gobierno trinitario, por lo que tienen la potestad de expulsarlos de la isla, según le informó la abogada defensora.

«Acabo de hablar con la abogada defensora del caso. El juez falló a favor del Gobierno de Trinidad y Tobago. Tiene la potestad de deportar a migrantes indocumentados, y alegó que los niños ya ni siquiera están en territorio trinitario. El proceso judicial culminó», dijo el periodista.

Marín aclaró que este último fallo «no anula la orden de que los deportados regresen a la isla. Simplemente reafirma la decisión tomada por el Gobierno de Trinidad y Tobago, y de alguna u otra forma le ‘resta responsabilidad’, alegando que los niños están fuera del territorio trinitario», recalcó.

La decisión a la que se refiere el periodista es a la reportada más temprano por el Comisionado de la Secretaría General de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, David Smolansky, en la que aseguraba que un Juez de la Corte Suprema ordenaba el retorno de los niños y adultos venezolanos que fueron deportados el domingo. 

Sin embargo, estas personas ahora están desaparecidas en altamar.

«Amplío la información luego de hablar con la defensa del caso: Los niños continúan desaparecidos y sus padres se preguntan donde están. El proceso de deportación se realizó en botes sin registro y sin ningún tipo de identificación. Algo completamente irregular», recordó el periodista.

Más temprano

Smolansky aclaró que “no sólo fueron deportados 16 niños, sino también 13 adultos. En los dos peñeros montaron a 29 refugiados venezolanos. Entre los mayores de edad, hay varias mujeres. La sentencia de la Corte Suprema de Trinidad pide la devolución de todas las personas”.

Y recalcó: “Si ya un juez de la Corte Suprema de Trinidad emitió una sentencia para que devuelvan a los niños y mujeres deportados ayer, las autoridades de la isla deberían actuar antes de que los refugiados lleguen a Venezuela o desaparezcan en el mar”.

El caso

La tarde del domingo 22 de noviembre el también exalcalde de El Hatillo reportó la deportación de 16 niños venezolanos por parte del Gobierno de Trinidad y Tobago, entre ellos un bebé de cuatro meses.

Dijo que los niños fueron devueltos en botes hacia Venezuela, “negándoles refugio y separándolos de sus padres que ya estaban en Trinidad. Una atrocidad”, consideró.

El periodista Francisco Marín ahondó más en el caso y develó que el grupo de venezolanos llegó a la isla el 17 de noviembre en un bote, por el área de Chatman. Se trata de 29 personas (16 niños y 13 adultos) que fueron interceptadas y estuvieron detenidas hasta el domingo 22 de noviembre. 

De igual manera, indicó que, en dos peñeros de madera y en un día muy lluvioso en la isla, fueron deportados los 16 menores de edad junto a 9 mujeres. Todo esto, minutos antes de que se desarrollara la audiencia en la que debían ser presentados. Las fuerzas de seguridad ignoraron a la corte.
 
«Los dos botes fueron escoltados por las autoridades de la isla hasta que abandonaron aguas trinitarias, y se suponía que debían llegar hasta una zona de palafitos llamada La Barra, en Delta Amacuro, pero al parecer nunca llegaron. El trayecto debía ser de aprox. 40 minutos´», explicó el periodista.
 
El medio de comunicación en Delta Amacuro, Tane Tanae, reportó que se comunicaron con una fuente oficial de migración Trinidad y les comentó que los motores de los botes estaban presentando problemas técnicos. A pesar de eso, se procedió con la deportación. 
 
«La situación ahora mismo es complicada. Un grupo de venezolanos zarpó esta mañana en búsqueda de los dos peñeros que, aparentemente, quedaron varados en alta mar, para regresarlos a la isla. No los consiguen. La embajada de Venezuela en Trinidad no se ha manifestado sobre esto», dijo el periodista Francisco Marin en Twitter.