En la imagen, Hernán Darío Velásquez, alias "El Paisa" y exjefe de la columna Teófilo Forero de las FARC. EFE
EFE

Bogotá.- La Justicia Especial para la Paz (JEP) de Colombia confirmó este miércoles la orden de captura emitida el pasado 26 de abril en contra del exjefe de las FARC Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”, y aclaró que deberá ser puesto a disposición de ese tribunal y no de la jurisprudencia ordinaria.

El organismo reiteró hoy que es “plenamente competente para ordenar la captura de Velásquez Saldarriaga por su incumplimiento de las condiciones para mantener el beneficio de la libertad”.

En una audiencia pública, la magistrada de la JEP Catalina Díaz explicó que con esta decisión la Justicia Especial para la Paz responde a una solicitud de la Procuraduría, que pidió aclarar si la orden de captura del 26 de abril es nueva o la materialización de otras emitidas anteriormente por la justicia ordinaria.

Al respecto, el tribunal aseveró en un comunicado que “en todo caso Velásquez Saldarriaga debe ser puesto a disposición de la Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP, en virtud de la cláusula constitucional de competencia prevalente, preferente y exclusiva sobre las conductas relacionadas con el conflicto armado interno”.

La decisión inicial se sustentó en que entre las condiciones para que los excombatientes gozaran de los beneficios jurídicos estaban la garantía de no repetición y el compromiso con la verdad y la reparación de las víctimas.

Tales condiciones no fueron cumplidas por “El Paisa”, que pasa a ser uno de los hombres más buscados de Colombia porque la orden de captura fue notificada a la Policía Nacional y a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

Ese tribunal es la columna vertebral del acuerdo firmado entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC en noviembre de 2016 y es el encargado de garantizar que haya verdad, justicia, reparación y no repetición de la violencia del conflicto armado.

La JEP abrió el pasado 25 de octubre un “incidente de verificación” a Velásquez para determinar su cumplimiento con el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

En agosto pasado, el alto tribunal ya había abierto un “proceso de desacato” contra Velásquez, ya que fue el único de los 31 excomandantes de la antigua guerrilla que no entregó informes sobre las actividades que estaba realizando para contribuir al esclarecimiento de los secuestros cometidos por las FARC.

La columna móvil Teófilo Forero, que dirigió “El Paisa”, era una de las más sanguinarias de las FARC y se le atribuyen ataques como el asesinato el 29 de diciembre del 2000 del congresista Diego Turbay Cote, su madre y cinco personas más en una emboscada en una carretera del sureño departamento del Caquetá.

También fue responsable del secuestro en abril de 2002 de 12 diputados del departamento del Valle del Cauca, 11 de los cuales fueron asesinados en cautiverio cinco años después.

Igualmente, del atentado contra el club El Nogal de Bogotá en febrero de 2003, que le costó la vida a 36 personas y dejó heridas a más de 200, así como una cadena de ataques con decenas de muertos y heridos principalmente en el sur del país.

Las autoridades señalan a la Teófilo Forero como responsable del asesinato el 27 de febrero de 2006 de nueve concejales que estaban reunidos en un restaurante del municipio de Rivera, en el suroeste del país.