Ginebra, Suiza.  La justicia suiza condenó hoy al exnúmero dos de la FIFA Jerôme Valcke a once meses de prisión y una multa de 20.000 francos suizos (19.000 euros) por corrupción, una sentencia que confirma la dictada hace dos años y en la que volvió a ser absuelto el presidente del Paris Saint Germain, Nasser Al-Khelaïfi.

La sentencia de la Corte de Apelación en el Tribunal Penal Federal confirma la emitida en octubre de 2020, en la que Valcke, secretario general del máximo órgano rector del fútbol mundial entre 2007 y 2015, fue condenado por «corrupción pasiva» y falsificación documental.

La pena a prisión sigue estando suspendida, fórmula jurídica por la que el directivo francés eludirá entrar a la cárcel salvo comisión de nuevos delitos en el futuro.

Griego Dinos Deris

Un tercer acusado, el hombre de negocios griego Dinos Deris, ha sido condenado a prisión también suspendida de 10 meses por corrupción activa reiterada.

El caso gira en torno al presunto apoyo de Valcke al grupo de televisión beIN, propiedad de Al-Khelaïfi, para que éste obtuviera los derechos de emisión en el norte de África y Oriente Medio de los Mundiales de 2026 y 2030.

A cambio, según la acusación, el directivo de la FIFA habría recibido una villa de lujo en la isla italiana de Cerdeña, adquirida por 5 millones de euros por una sociedad que en ese momento era propiedad del presidente del PSG.

Absolución de Al-Khelaïfi

La absolución de Al-Khelaïfi parece basarse en el hecho de que no se detectó en la operación conducta desleal ni daño para la FIFA, teniendo en cuenta que beIN era la única aspirante a los derechos de emisión y que su oferta era un 60 % mayor que el dinero pagado para los Mundiales de 2018 y 2022.

Valcke fue el «número dos» de la FIFA en la última etapa de la presidencia de Joseph Blatter, quien afronta también ante los tribunales suizos, junto al expresidente de la UEFA Michel Platini, otro caso por presunto fraude, cuya sentencia se espera el próximo 8 de julio.

Redacción SNPD con
información de Efe deportes