Ciudad Guayana.- La ciudad de Chicago, en Estados Unidos, se prepara para reactivar su área comercial, luego de permanecer varios meses a puerta cerrada como medida para mitigar la pandemia del coronavirus y para ello las autoridades norteamericanas dieron luz verde a la jornada de vacunación. 

Entre los beneficiados de recibir la vacuna Moderna contra la Covid-19 este sábado está el venezolano, Omar Ramírez, quien reside en la conocida «ciudad de los vientos» desde hace 3 años.

Omar Ramírez contó en exclusiva a Nueva Prensa que pasó la mañana con mucha expectativa y nerviosismo al desconocer cómo sería la jornada y qué efectos podría causar en él. 

«Trabajo en un restaurante y mi jefe me llamó el miércoles para decirme que estaba incluido en el personal que sería vacunado este sábado, pero por cita, claro. Debo confesar que estaba muy asustado», contó Ramírez. 

Según nos comentó el guayanés, su jefe fue notificado por las autoridades para que incluyera en un listado a 20 trabajadores que arrancarían la reapertura del bar el próximo mes. 

En Chicago tanto bares y restaurantes tienen previsto reabrir sus puertas en marzo, aunque todavía no fijan el día, sin embargo, ya están preparando al personal esta vez con la vacuna Moderna. 

Omar asistió a su cita en un conocido galpón ubicado en una popular calle de la ciudad y en un promedio de 20 minutos salió del centro de vacunación. 

Al recibir la primera dosis debió esperar unos 20 minutos en un área de observación, habilitada por los trabajadores de la salud, con el fin de descartar cualquier reacción adversa. 

«Todo fue un protocolo, tuve que esperar unos minutos, me atendieron muy bien, de hecho, quien me atendió fue un venezolano. Me pidió mis datos, luego de la vacuna me dieron mi tarjetica, me pasaron a la sala de observación, estuve allí unos 20 minutos y listo, me dijeron que la segunda dosis me toca en un mes», explicó. 

La vacuna de Moderna contra el Covid-19 fue aprobada por la Organización Mundial de la Salud el 26 de enero de 2021 y de ella se deben recibir dos dosis con un intervalo de 28 días. 

La farmacéutica creadora aseguró antes de la aprobación de la OMS que su vacuna «genera anticuerpos neutralizadores» de las variantes británica y sudafricana del virus, esto según resultados preliminares de pruebas clínicas. 

Omar Ramírez pasó el resto del día en perfectas condiciones, no sintió ningún dolor al suministrarle la vacuna y tampoco efectos secundarios durante el día. Igual dice que está consciente que debe seguir manteniendo los protocolos de bioseguridad hasta tanto no reciba la segunda dosis  y a la expectativa de cómo será la «nueva normalidad» en su área de trabajo.