La Resistencia al Cambio

110

     Estudios desarrollados sobre la mente humana demuestran que la mente es “conservadora” por naturaleza. Estudios psicológicos señalan que la mente funciona con “el principio de la economía de la información” cuando el cerebro almacena una creencia, un valor, o una teoría, la retiene a toda costa, es menor gasto proteger lo viejo, que aceptar lo nuevo, la mente no discrimina conceptos ni ideas, si se guardó en la memoria hay que preservar la información a como dé lugar.

     En relación a lo anteriormente planteado Paúl Maclean (1987) sostiene que “a través del tiempo nuestro cerebro se formó evolutivamente en tres etapas, las cuales a su vez funcionan como uno solo con sus características particulares cada uno, ellas son: El cerebro Básico o Reptil el cual se comporta como el de los réptiles, es instintivo, de respuesta instantánea y orientado a la sobrevivencia.

Este se encarga de mantener el sentido del equilibrio corporal, en lo psicológico asegura la sobrevivencia determinando la territorialidad, rechaza los cambios y mantiene los rituales. Si en las experiencias algo da buenos resultados, tiende a conservarlo, a repetirlo, porque se siente seguro. Los hábitos se deben al reptil que asimila los aprendizajes como experiencia inconsciente.

 Luego tenemos el cerebro límbico, con el cual entablamos relaciones sociales, controla las hormonas, la sexualidad, las emociones, la intuición, la memoria contextual, la memoria a largo plazo, el aprendizaje significativo. Y por último el Cerebro Cortical, formado por la Neocorteza o capa pensante, es el cerebro que razona, resuelve problemas, maneja el lenguaje, es matemático, y es lingüístico y con ambos hemisferios visualiza, intuye, crea, planifica en forma secuencial y en forma holística.   Este cerebro es el que nos otorga la distinción humana y planea a largo plazo” … 

     En virtud de lo anteriormente expuesto podemos observar que LA RESISTENCIA AL CAMBIO se encuentra íntimamente vinculada con el cerebro Reptil, es importante conocer en qué área de nuestro cerebro debo fijar mi mente en aras de trabajar nuevas experiencias.

 Los tiempos presentes exigen dinamización, movimiento, requerimos innovar, crear y para ello es importante que mantengamos nuestra mente abierta a los cambios que nos exige el medio social, laboral, familiar en el cual nos desenvolvemos, ya algún autor expresó “Debemos aprender del pasado pero no anclarnos a él .. La verdadera transformación interior requiere ruptura y reestructuración es decir TUMBAR PARA CONSTRUIR. 

 A la mente hay que confrontarla sin anestesia y de frente, porque si le dejamos espacio para la trampa, cuando   la obligamos a mirar los hechos tal como son, no tiene más remedio que acceder al cambio, entonces como decía el conocido Psicólogo y Psicoterapeuta Bernardo Stamatea…” entonces se les da el brazo a torcer, el pensamiento abre una sucursal y la imaginación audaz e irreverente hace de las suyas” …

     En el ámbito laboral existen Inhibidores y Habilitadores del cambio, así   como también estrategias para reducir la RESISTENCIA Al CAMBIO, dentro de ellas se nos hace referencia a Cinco grandes estrategias para reducir la resistencia al cambio ellas son:

  • Hablar claramente sobre lo que se quiere lograr.
  • Definir los beneficios para la Institución u Organización, sus trabajadores.
  • Determinar los Habilitadores e Inhibidores para el cambio.
  • Utilizar un lenguaje de éxito
  • Hacer unos objetivos definidos que puedan conseguirse con acciones concretas y bien planteadas, esto crea una motivación en los empleados, en trabajadores.
  • Comunicación abierta, frecuente sobre la necesidad del cambio.

     La mayoría de los inhibidores al cambio tienen que ver con factores humanos como lo son: el Liderazgo, Relaciones y Comunicaciones en línea general.

     De igual manera es importante destacar el rol fundamental y el impacto que tiene El Liderazgo DE LA ALTA GERENCIA En el éxito de cualquier iniciativa de cambio importante en la organización.

     En todo proceso de cambio es importante el apoyo de la GERENCIA MEDIA, ya que el resto de la Organización se encuentra debajo de ella-

      Es importante que cuando la ALTA GERENCIA establezca las orientaciones lo haga de manera clara, la probabilidad de colaboración es mayor de este importante nivel.

     Algunos Proyectos de Cambio fracasan por elementos como lo son…

El tipo de LIDERAZGO, fallas en la Planificación, diseño, y ejecución de los cambios, pueden ser fallas técnicas, operativas, humanas.

       Pueden existir otros elementos, pero en general son los elementos que intervienen en un proceso de cambio.

     En definitiva, los cambios Organizacionales y la Resistencia al Cambio son naturales en toda Empresa, Institución, pero hay que utilizar métodos para minimizar e incluso eliminar sus efectos.

 

 

 

Profa. M.S.c Dinora García Rausseo

Especialista en Psiconeurolingüística.

Neurofacilitadora – Coach Organizacional

Master Trainer en PNL.

Coordinadora Estadal del Centro de Investigación y Formación “Luis Beltrán Prieto Figueroa”