A propósito de celebrarse en nuestro país este 20 de agosto el Día Nacional del Bombero, es oportuno el reconocimiento a esta noble profesión que está al servicio del ciudadano y que en ocasiones arriesga su vida al atender emergencias, por ello, el más grande reconocimiento por su aporte a la sociedad.

Enmarcando en esta efeméride, quiero orientar este artículo en la importancia del manejo de las emergencias, en el éxito de la gestión empresarial. En este sentido, es oportuno analizar diversos aspectos:

1.- Una preparación inadecuada para un caso u escenario de emergencias puede ser el punto de colapso de una empresa y puede significar su continuidad o desaparición. Son innumerables los casos de incendios que han destruido instalaciones y han generado pérdidas de vidas humanas. También los daños a la reputación de una empresa o la pérdida de confianza, lo que impacta su marca, productos y servicios. Las emergencias pudieran ir más allá del ámbito de las instalaciones de una empresa e impactar el entorno ambiental y social.

2.- No se trata de un mero tema de regulaciones legales que debemos cumplir porque es obligatorio, por ejemplo tener el certificado de conformidad de los espacios expedida por el Cuerpo de Bomberos, o como es el caso de los requerimientos de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo (Lopcymat), o leyes y reglamentos asociados a bomberos y emergencias. Es la convicción que una buena preparación con acciones de prevención, son determinantes al momento de ocurrir un escenario de emergencias.

3.- Es importante tener presente la tendencia mundial, que plantean diferentes organizaciones, como: la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), quienes proponen la necesidad de ¨Espacios de Trabajo Seguros y Saludales¨ y plantean estrategias que los países debe adoptar a través de políticas públicas eficaces, que puedan desplegarse hacia todos los sectores de la sociedad: público, privado y civil.

4.- En el entorno existen opciones de normativas que pueden ser de gran utilidad para ser adoptadas en la gestión empresarial, desde las especificas nacionales como las Normas Convenin, pasando por la reconocida mundialmente National Fire Protection Association (NFPA), y las planteadas por Organización Internacional de Estandarización (ISO),  con las Normas: ISO 31000 Gestión de Riesgos,  ISO 22320 Gestión de Emergencias, así como la ISO 22301 Sistema de Gestión de la Continuidad del Negocio, esta última con la posibilidad de certificación.

5.- La posibilidad de alianzas con instituciones como las universidades para desarrollar estudios específicos, así como con las propias instituciones especializadas, como los cuerpos de bomberos, la dirección de protección civil y administración de desastres, que por ley pueden apoyar en el desarrollo de actividades de capacitación y asesoría.

Por ello, las oportunidades son inmensas para las empresas y para la sociedad en general, cuando se logra tomar conciencia de este tema y lo asumen con verdadera convicción. La invitación es a ampliar nuestra visión para tomar las decisiones inteligentes y oportunas que nos ayuden a ser exitosos y contribuir con la sociedad.


Luis Carlos Cabareda R. es Ingeniero Industrial, Magister en Ingeniería Industrial, Docente/investigador Universitario UNEG/UCAB, Consultor, Asesor y Auditor en Sistemas de Gestión de Calidad ISO 9001:2015, ISO 14001:2015 en Gestión Ambiental e ISO 45001:2018 en Seguridad y Salud en el Trabajo. Evaluador del Premio Iberoamericano a la Calidad (Fundibeq) ExPresidente de la Fundación Premio a la Calidad del estado Bolívar. Miembro de Asocalidad, Red ISO Expertos y AOTS/HIDA-Japón.  Productor y Conductor del Programa Radial Voz Empresarial por la emisora Unión Radio 88.1 fm en Venezuela,  e-mail: [email protected];  twitter: @lccabareda. https://www.linkedin.com/in/luiscarloscabareda

www.lavozempresarial.com, Twitter, Facebook, Instagram, Telegram @lavozempresarial.