Foto: El Tiempo

Bogotá.- El ELN liberó este viernes, 12 de agosto, a nueve personas que tenía secuestrada en Arauca, según confirmación de la Defensoría del Pueblo de ese país, reseñó El Tiempo.

De acuerdo con la publicación del medio de ese país, el proceso se logró «gracias a las labores humanitarias de esa entidad y la Iglesia Católica», explicó. 

Inicialmente, esa guerrilla secuestró a 11 personas; sin embargo, el 28 de junio fallecieron dos de los retenidos, a quienes identificaron como Vladimir Herrera, exguerrillero desmovilizado, y Jaime León Ramírez.

Según el Eln, estas personas fallecieron en medio de un combate con el Ejército.

Respecto a ese señalamiento, el Ejército Nacional desmintió, a través de un comunicado, la versión que había dado a conocer el viernes la guerrilla del Eln en la que señalaba que dos de las 11 personas murieron en un enfrentamiento con la Fuerza Pública.

«El día jueves 28 de julio en horas de la noche, unidades que se encontraban realizando tareas defensivas cerca al Oleoducto Bicentenario, reportaron el sonido de ráfagas de fusil sobre el sector del centro poblado Palmarito, municipio de Fortul, aproximadamente a dos kilómetros de su posición», señaló el comunicado del Comando de la Fuerza de Tarea Quirón, unidad militar orgánica de la Octava División del Ejército.

Añadió que «en la mañana del 29 de Julio del año en curso, se procede a efectuar un registro del área donde se escucharon los disparos, lugar donde fueron hallados dos cuerpos sin vida».

Las personas liberadas este viernes son Rafael Espejo Cadavid, Joaquín Madero, Oscar Alirio, Javier (sin apellido), Henry Esneider Moreno, Élber Salcedo Osorio, Geiver Estivenson, Everson Bustacaro y Fernando Bocotá.

La liberación de estas personas se da luego del anuncio del gobierno nacional y esa guerrilla de que se retomarán los diálogos de paz.

Este mismo viernes, Iván Danilo Rueda, el alto comisionado para la Paz, dijo desde Cuba que»constatamos que el Eln comparte la voluntad de paz de Gobierno colombiano, que escuchan las voces de múltiples sectores de la sociedad que desde los territorios y diversas instancias están clamando por una solución dialogada al conflicto armado».