Maadid (Marruecos).- En un final emocionante, de pura intriga, el suizo Konny Looser logró la hazaña de proclamarse por segundo año consecutivo rey de la Titan Desert, gracias a un «recorte» cerca de meta que le permitió enjugar los 3 segundos de ventaja con los que partió en la sexta y última etapa el español Francisco Herrero, quien hubo de conformarse entre lágrimas de desesperación con la segunda plaza.

Lágrimas emocionadas de Looser (Hinwill, Suiza, 33 años), quien no se rindió en ningún momento a pesar de las adversidades. Lágrimas y llanto para el segoviano Francisco Herrero, de rojo desde la primera etapa y despojado de un título que ya saboreaba tras caer en la trampa de su rival con la meta a la vista.

LOOSER RECORTÓ CON ACIERTO

La sexta y última etapa, la más corta entre Erg Chebbi y Maadid, de 76 km de recorrido, fue un cara o cruz. La gloria o la derrota estaban separadas por 3 segundos. Cualquier error, un fallo mínimo de navegación podían resultar claves.

Y ahí estuvo la clave. Los favoritos iban juntos en un mismo grupo a falta de 3 km de meta. Es ese momento Looser decidió tomar un camino diferente. La moneda quedaba en el aire. Herrero optó por seguir la ruta marcada. Y se equivocó. El suizo logró un centenar de metros de renta por el «atajo», lo que le permitió llegar 14 segundos delante del español. Lograba su segunda Titan consecutiva.

Sin embargo no ganó la etapa, pues el triunfo parcial se lo apuntó un compañero de Herrero, Pablo Guerrero (Cannondale TB), quien se presentó en la meta de Maadid con un registro de 2h.29.32. Le siguió Luis Enrique López a 4 segundos y Looser a 8.

La general se decidió por el margen mas estrecho de la historia de la carrera, 12 segundos de Looser sobre Herrera, con la tercera plaza del podio para el vizcaíno Julen Zubero, a 8 minutos.

«Sabía que cerca de meta había un desvío porque lo conocía del año pasado, me la jugué y no sabía si Herrero me iba a seguir o no. Al ver que no iba nadie detrás apreté y no miré atrás. Ha sido muy duro, casi me rindo un par de veces, pero lo tenía que intentar. Tenía dudas al principio de la etapa, pero nunca tienes que bajar los brazos», dijo Looser en meta, aclamado como rey del desierto infinito.

 

EFE