Los Derechos Internacionales del niño: una infancia feliz crea un adulto sano y productivo

54

Los Derechos Internacionales del Niño fueron promulgados por la Organización de las Naciones Unidas(ONU) en el año 1959,una vez modificada la Declaración de Ginebra del año de 1924.Los Organismos internacionales encargados de la protección del ser humano en su etapa más crítica de su desarrollo y crecimiento: la niñez, deben  hacer cumplir lo contemplado en dicha Declaración.

Sigmund Freud lo dijo con toda certeza: «el niño es el padre del hombre», ni más ni menos, y lo recalco la escritora premio nobel de literatura, Gabriela Mistral: «el futuro del niño es hoy, para mañana es demasiado tarde» y lo cito el poeta venezolano Andrés Eloy Blanco: «cuando se tiene un hijo se tienen todos los hijos del mundo». Tanto se ha escrito sobre el niño y las adecuadas acciones que debemos hacer los adultos para que tenga un desarrollo y crecimiento adecuado, y tantas veces se han dejado de hacer lo que por naturaleza y ley esta impuesto.

Los que trabajamos con niños no perdemos nuestra capacidad de asombro al ver todos los días casos que nos conmueven y desatan nuestra ira y asombro. Cumplir los principios de los Derechos Internacionales del niño es la obligación de cada ser humano adulto que habite este planeta. Se necesitan muchas acciones mancomunadas para la asistencia de la infancia desvalida, donde la acción fundamental es actuar en la célula fundamental de la sociedad: la familia.

El Estado sobreprotector y paternalista lo que induce es que se produzca una sociedad minusválida y dependiente, que influye en la inacción de sus componentes, lo que se hace más patético en las clases de menores recursos económicos. Muchos niños están quedando huérfanos por la diáspora de los padres hacia  otras latitudes, en busca del espejismo de una vida mejor que algunos logran en un pequeño porcentaje, pero que la mayoría no lo logran.

Sumado a esto están nuestra propia idiosincrasia y cultura, con una gran cantidad de madres solteras, e incluso de abuelitas cuidando solas a los nietos como consecuencia de la paternidad y/o maternidad irresponsable.

La falta de educación de todo tipo hacia la población sobre temas tan importantes como planificación familiar en las parejas ya constituidas, y la negación del Estado de asumir la responsabilidad que le corresponde, con todo el peso que le concierne, evitando las dadivas y las acciones epilépticas que se realizan cada cierto tiempo, en busca de prebendas con fines proselitistas.

Los organismos internacionales y nacionales, encargados del cuido del niño deben hacer cumplir y vigilar que se cumpla lo que está contemplado en la declaración de los Derechos Internacionales del Niño, promulgado por la Organización de Las Naciones Unidas(ONU) en 1959.

Tener los hijos que se tengan deben ser hijos deseados y los padres deben asumir la responsabilidad de mantenerlos, es el deber ser de las parejas y de las familias, pero al contrario de lo que dice la lógica, cada día hay más niños desamparados, criados por uno de los padres o por los abuelos o simplemente solos, con poca o nada del cuido que necesitan los niños en sus etapas más críticas.-

Debemos tomar conciencia de lo que está pasando y tomar cartas en el asunto, evitando exponer a nuestros niños a males mayores, aparte de lo que ya inevitablemente estamos viviendo en nuestro país en crisis.

Se haría muy extenso este articulo si repasamos cada uno de lo que está escrito en la Declaración de los Derechos Internacionales del Niño, pero dejo para la revisión de los lectores del presente artículo lo concerniente a dichos Derechos, y para el análisis lo que ocurrió con los niños recientemente deportados desde la hermana Isla de Trinidad y dejados a la buena de Dios y que felizmente están ya en seguro resguardo.

 

Hasta la próxima.-

 

Dr. Hugo  Lezama Hernández.

Puericultor Pediatra. Egresado de la Universidad de Oriente (UDO).

Miembro de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría. Filial Bolívar.