Caracas.- El mandatario Nicolás Maduro anunció este lunes que la delegación que lo representa en el diálogo en México está evaluando cuál será el futuro de dichas negociaciones, esto como protesta por la extradición de Álex Saab. 

«Nosotros nos preparamos muy bien para el diálogo… Teníamos propuestas en el campo económico, de la justicia, hubo reuniones de trabajo acá con Blyde, Stalin González. EEUU le aseguró a la Plataforma que no se iba a llevar a Álex Saab y lo hizo. En protesta nos paramos y nos fuimos. Después veremos. No sabemos qué va a pasar. El único delito de Álex Saab es traer medicina, comida», dijo en una alocución presidencial.

Maduro volvió a acusar a la oposición y a EEUU de «romper las reglas del diálogo» y lo calificó como una «puñalada» contra la mesa. 

«Tenemos que recordar quién ha promovido el diálogo siempre… Diálogo jugando limpio, respetando al adversario, y con el secuestro de Álex Saab, EEUU y la oposición rompieron todas las reglas de diálogo al secuestrar al miembro de la comisión de diálogo y a un diplomático venezolano. Le metieron una puñalada por la espalda a ese proceso», exclamó. 

Y agregó: «Si no hay respeto al derecho internacional ¿qué hacemos nosotros ahí?», cuestionó el mandatario de izquierda, quien enfatizó que a Saab «lo desfiguraron, le metieron electricidad, lo torturaron, gente que venía de EEUU lo torturó de manera cruel. Estuvo a punto de morir».

Por la extradición exigió «que haya justicia contra los vende patria». «El Estado venezolano tiene que dar respuesta contundente», advirtió.

Además hizo un llamado a los comunicadores «a que levantemos una gran ola de acompañamiento por Álex Saab. Ahora es que la batalla empieza, por la justicia, por la verdad, por la libertad, porque ese secuestro es contra él y su familia».