Maduro

Caracas.-El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió este viernes a los políticos de izquierda que lo han criticado y acusado de «dictador» que se sienten a debatir «cara a cara» sobre la «verdad» del país caribeño y la «verdad democrática».

«Hay quienes nos acusan de ser dictadores. Yo entiendo que Sebastián Piñera lo haga, yo entiendo que (Jair) Bolsonaro me acuse, entiendo que el fascismo nos acuse, pero, desde la izquierda, quien pretenda acusarnos tendrá que sentarse cara a cara con nosotros a debatir la verdad de Venezuela», indicó Maduro.

El mandatario no hizo mención a alguien en específico, pero afirmó que este «debate» se puede dar con el «que quiera, donde quiera, como quiera, como se llame, donde esté, tenga el cargo que tenga».

«Por cobardes no nos caracterizamos nosotros, podrán decir cualquier crítica, pero de cobardes no nos pueden acusar (…) nosotros nos plantamos y vemos el escenario geopolítico mundial, regional. Estamos, sin lugar a dudas, en este momento, ante un nuevo escenario muy favorable para las fuerzas del cambio, para las fuerzas progresistas», añadió.

El presidente aseguró que algunos dirigentes «desde la izquierda» tratan de «normalizar» los «ataques» contra Cuba, Nicaragua y Venezuela.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, ha criticado al Gobierno venezolano, que no se ha quedado callado y ha cuestionado la «falta de liderazgo» del joven mandatario o su falta de compromiso con lo que el chavismo considera políticas de izquierda.