Caracas.-  Nuevamente el presidente Nicolás Maduro hace eco de atacar «con mano de hierro» a las mafias instaladas dentro de los hospitales del país, que buscan revender medicamentos, y las que trafican combustible y chatarra. 

«Vamos a ir con mano de hierro contra todas las mafias, se disfracen de lo que se disfracen, estén donde estén», dijo Maduro durante su participación en el Congreso del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), transmitida por el canal del Estado Venezolana de Televisión (VTV).

Sobre las mafias hospitalarias, explicó que la ministra de Salud, Magaly Gutíerrez, cuenta con todo el apoyo de los cuerpos de seguridad del Estado a fin de lograr, «este año», que todos los «hospitales del país (…) funcionen plena y completamente para el pueblo, sin mafias que se roben equipos, sin mafias que se roben medicamentos».

«Ya tenemos el plan y vamos avanzando y vamos a desmembrar a todas las mafias de todos los hospitales», dijo el mandatario nacional.

Recientemente, el gobernador del estado Bolívar, Angel Marcano, ofreció una rueda de prensa para informar sobre la incautación de 543 medicamentos provenientes del Instituto de Salud Pública, sustraídos por mafias dentro de los hospitales de Ciudad Guayana, como parte del operativo «mano de hierro». 

Combustible y chatarra

En relación al combustible y chatarra, Nicolás Maduro también indicó que se están tomando medidas, temas de los que encargó al ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, y a la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, respectivamente.

«Ahí vamos, paulatinamente, tomando medidas tácticas y tomando medidas estratégicas que son las que van a resolver el tema de la mafia de la gasolina», puntualizó el presidente venezolano en torno a la venta ilegal de combustible.

Recordó que ya hay un alcalde que resultó preso el pasado mes de enero durante una operación contra el contrabando de combustible, haciendo referencia al gobernante local del municipio Independencia, en el estado Anzoátegui, el chavista Carlos Rafael Vidal y a otros funcionarios detenidos por vínculos con hechos ilegales de este tipo.

Asimismo, Maduro pidió a los venezolanos que «no se sorprendan» por los golpes que darán «en los próximos días» a quienes se dedican a la venta ilegal de chatarra dentro del territorio venezolano.

«Cuando nosotros vamos tras un objetivo nada nos para porque nosotros somos independientes, yo soy un presidente independiente, no dependo de nadie, de ninguna mafia, de ninguna oligarquía, de ningún grupúsculo», apostilló.

Durante este evento, el PSUV aprobó, por unanimidad, el Código de Ética, Honestidad y Disciplina Revolucionaria, así como a los miembros de la directiva y del consejo político nacional del partido oficialista.

Maduro fue ratificado como presidente de la organización chavista y Diosdado Cabello como el primer vicepresidente de esta instancia política. EFE