Ciudad Guayana.- Profesionales de la educación marcharon en distintos puntos de Puerto Ordaz, para exigir el pago de las vacaciones correspondientes al periodo escolar 2021-2022. Además, reclamaron la derogación del instructivo ONAPRE que, aseguran, pulverizó sus derechos laborales constituidos en los contratos colectivos.

Desde la plaza monumento a la CVG, educadores afirmaron que si no les pagan el bono vacacional, no se reincorporarán a sus actividades laborales el próximo año académico 2022-2023.

Todos los profesores del sector público deben recibir en la primera quincena del mes julio una bonificación por disfrute vacacional con incidencia salarial, tal y como lo especifica la cláusula número 70 de la Convención Colectiva Única y Unitaria de las Trabajadoras y los Trabajadores del Ministerio del Poder Popular Para la Educación.

«El Ministerio del Poder Popular para la Educación conviene pagar, a partir de la homologación de la presente convención colectiva, una bonificación por disfrute vacacional con incidencia salarial dirigida a las trabajadoras y trabajadores docentes, administrativos y obreros activos del Ministerio del Poder Popular para la Educación, equivalente a sesenta (60) días de salario integral», reza la cláusula número 70 de la contrata.

No obstante, el gremio docente en Puerto Ordaz solo recibió el monto correspondiente a su salario durante la primera quincena del mes de Julio, lo que viola un derecho laboral constituido en los contratos colectivos y, además, en el artículo 192 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras.

«Maestros no esclavos»

Bajo la consigna «maestros no esclavos», los profesionales se reunieron en la plaza Monumento a la CVG para exigir el pago del bono vacacional.

«Violentaron nuestro salario. También violentaron nuestro bono vacacional. Por contrato colectivo se tienen que pagar las vacaciones, es primera vez en la historia que pasa esto», vociferó Aida González, secretaria general del colegio de profesores de Guayana y presidente de la comisión de educación del Concejo Municipal de Caroní.

Los profesores insistieron en que si no se les pagaba lo que por ley les corresponde, no se reincorporarían a las actividades escolares del próximo año académico.

«Si no pagan las vacaciones y nos arreglan los salarios, no vamos a volver en septiembre a clase, porque además de las vacaciones nos dañaron nuestros sueldos», puntualizó Aida González.

Los afectados expresaron que están percibiendo 200 bolívares aproximadamente. La canasta alimentaria ronda los 380 dólares según el Observatorio Venezolano de Finanzas, es decir: se necesitan más de 11 sueldos para poder costear los precios de la canasta en Venezuela.

«La vocación no es suficiente para ir a los mercados y mantener a nuestras familias. Amamos lo que hacemos, pero necesitamos que nos paguen nuestro dinero», remarcó Érika Carvajal, profesora e integrante del colegio de profesores en Ciudad Guayana.  

Sector universitario sin vacaciones  

Los profesores de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG) y La Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre de Puerto Ordaz (Unexpo) también protestaron en la sede de la UNEG de Villa Asia.

«¿Cómo es posible que a estas alturas no hemos recibido el bono vacacional ni el bono recreacional los jubilados? Estamos pidiéndole a todos los entes responsables que nos paguen lo que nos deben», declaró Fabián Rondón, presidente del sindicato de empleados de la Unexpo Puerto Ordaz.

El presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Apuneg), Raúl Brito, explicó que el incumplimiento con el pago del bono vacacional no es la única razón que los motivó a protestar. 

«Son 8 meses que tienen secuestradas las cajas de ahorro, son 7 meses sin entregarle el dinero al gremio, no tenemos HCM –Hospitalización, Cirugía y Maternidad-, no tenemos dinero para los centros de investigación, la universidad no paga el bono de transporte ni conectividad; por eso es que estamos luchando en las calles», zanjó.

Brito también reveló que no dictarán los cursos intensivos y tampoco se sumarán al próximo periodo académico si no reciben los pagos de vacaciones.

«No vamos a dictar el curso intensivo. Por cada día que se demoren en pagarnos nuestras vacaciones, nosotros nos vamos a demorar dos días en regresar a la universidad», manifestó.

Derogación del instructivo ONAPRE

Cuando el Ejecutivo Nacional, al mando de Nicolás Maduro, anunció el aumento del estipendio en marzo del presente año de más de 1.700% al salario básico, la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) diseñó un instructivo llamado «Procesos de Ajuste del Sistema de Remuneración de la Administración Pública, Convenciones Colectivas, Tablas Especiales y Empresas Estratégicas».

Este instructivo es considerado como uno que menoscaba los salarios de los trabajadores del sector público, ya que modificó de manera negativa los porcentajes de las primas salariales.

Para Aida González, presidenta del colegio de profesores de Ciudad Guayana y concejal del municipio Caroní, la derogación del instructivo Onapre es una condición para regresar a las aulas en septiembre.

-¿Cómo les afectó la aplicación del instructivo?

Nosotros tenemos salarios por contratación colectiva y por escala profesional. Desde docentes hasta los que hicieron los distintos postgrados. Pero todo eso fue bajado a través de la Onapre para que todos tengan un salario único.

El pasado 2 de junio, cinco universidades del país interpusieron una demanda ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en contra del famoso «instructivo Onapre».

El órgano encargado de impartir justicia en Venezuela admitió la demanda, pero aún no existen registros de una sentencia.