Los femicidios han bajado en la región, en tanto que los casos por violencia de género aumentan

Ciudad Guayana.-De acuerdo a estadísticas que maneja el Ateneo Ecológico del Orinoco, a través del Programa Interinstitucional Observatorio Guayanés de Violencia de Género, son 20 mil 300 casos registrados en el tercer informe de incidencia y prevalencia de la violencia contra la mujer en el estado Bolívar.

La Tasa de Densidad de Incidencia se disparó en 11 mujeres de cada 100 como víctimas de violencia de género en el estado Bolívar. El municipio Caroní retoma el primer lugar en incidencias de casos y Heres se consolida como una de las localidades de mayor riesgo en violencia contra la mujer.

El doctor Miguel Vincenti, coordinador regional del Observatorio, mira con preocupación cómo se incrementó en un 18,72% los casos de violencia de género en 2018, superó de esta manera las estadísticas de 2017 en más de tres mil nuevos casos.

Violencia sin freno

“La violencia física domina el espectro de este flagelo con la alarmante cifra de 6.405 sucesos de mujeres con lesiones físicas”, acotó Vincenti; además apunta que el informe sitúa al municipio Caroní como el primero en este tipo de acontecimientos confirmados, aunque el de mayor riesgo por su densidad poblacional está el municipio Heres, con apenas una diferencia menor de mil sucesos, el mismo abandera la violencia de género en la entidad.

Municipio Gran Sabana duplicó el registro con respecto al año 2017 con 406 hechos de violencia basada en género. El femicidio continúa en descenso por tercer año consecutivo, se contabilizaron 38 muertes durante el año 2018; este declive es un aliciente para las cifras de violencia que suman 445 mujeres muertas en los últimos seis años en el estado Bolívar.

Vincenti, declaró que las víctimas no tendrán una segunda oportunidad y es una verdadera tragedia; aunque sus sobrevivientes siguen siendo afectadas y no hay resarcimiento posible para estas personas que quedan padeciendo por esas pérdidas.

Abogado Miguel Vincenti coordinador regional del Observatorio

Triada silenciosa

Cuenta el jurista que la violencia de género crea una triada letalmente silenciosa de delitos contra la mujer y así lo revela el informe, tales como amenazas, acoso y violencia psicológica. Entre los tres agravantes determinan el 55% de los delitos para el año 2018 y acumulan en los últimos seis años un total de 36 mil casos registrados.

Consideró que las secuelas de la triada de actos violentos son imperceptibles a veces hasta para la propia víctima, pero sus defectos se evidencian a mediano y largo plazo en la salud mental, también emocional que pudiera, incluso inducir al suicidio, depresión, ataques de pánico, trastorno de ansiedad o estrés post traumático.

El representante del Observatorio en la región concluyó considerando que un acto violento repetidamente contra la psiquis de la víctima, puede generar la locura en ella, o en su entorno, sobre todo en los hijos.

3 mujeres muertas en menos de un mes

Jennifer del Valle Tenias Ramos fue hallada sin vida en aguas de una laguna del sector El Manantial de Chirica Vieja, San Félix. El hallazgo ocurrió en horas de la mañana del martes, algunos lugareños dieron con el paradero de la mujer de 23 años de edad, ella había desaparecido desde el día lunes.

Expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, sólo pudieron observarle tres lesiones, raspaduras en el rostro y otras en ambos codos, cuyas heridas pudo ocasionárselas su victimario cuando la sumergía en la poza.

Entre las versiones de allegados, trascendió que su expareja la acosaba y golpeaba. Ese día salió a visitar a sus hijos y no regresó; además, Jennifer, un día antes discutió con otra mujer en el mercado municipal Chirica, en donde vendía sardinas.

El día viernes 5 de este mismo mes, en Valle Verde, vía Upata, dos féminas fallecieron a puñaladas ocasionadas por la pareja de una de las víctimas, hecho que pasó en medio de una discusión y por razones de celos.

Arelis Nohemí Brito Mariño de 42 años, pasó toda la noche libando alcohol con su pareja. Mauricio Rafael Rivas de 47 años, cuando amaneció inició la discusión; Angely María Berenguel de 19 años quiso intervenir en la pelea y su padrastro la apuñaló varias veces; luego el sujeto se suicidó.

En otro suceso, una joven aproximadamente de 21 años, fue atendida en la emergencia del hospital Raúl Leoni de Guaiparo con heridas en distintas partes del cuerpo y con signos de abuso sexual, la muchacha no pudo ser identificada en ese momento de su ingreso, después familiares la trasladaron a otro centro asistencial, el suceso ocurrió en las parcelas de El Roble, San Félix.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]