Familias perdieron sus enseres

Ciudad Guayana.- Durante la noche de este jueves 3 de noviembre, se intensificaron las fuertes lluvias en el estado Bolívar, lo que trajo como consecuencia el desbordamiento del río Ure, de la parroquia Pozo Verde en San Félix.

Foto Cortesía Luis Guzmán

Más de 250 familias quedaron afectadas a causa de la crecida de este río, y 220 viviendas inundadas  fueron parte del escenario que se vivió en el lugar, el nivel de agua que entró en las viviendas alcanzó 1,30 cm.

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos y Administración de Desastres, junto a Protección Civil del estado Bolívar, destacaron que 46 familias fueron las afectadas en el sector El Dique, y 76 en Minas al Centro.

Los funcionarios se han mantenido alerta para atender a estas comunidades, a través de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Gobernación.

Luis Guzmán, habitante de la parroquia, explicó al equipo de Nueva Prensa Digital que el día de hoy, 4 de noviembre, los funcionarios se trasladaron hasta el sector El Campito, en el km 14, para verificar el nivel del río.

«Aquí en este sector tenemos un puente, aproximadamente de 10 metros de altura, y está totalmente debajo de las aguas», aseguró Guzmán.

Igualmente, agregó que están incomunicados en toda la vía de El Pao, por la crecida del río Ure, «no hay daños que lamentar, solo bienes materiales».

Hasta ahora el servicio eléctrico se encuentra suspendido para estas familias, que la mayoría se quedaron sin sus enseres; como colchones, equipos electrodomésticos, y otros.

Stephane Hernández