Upata.-La víctima murió en brazos de uno de sus hijos, quien pedía a su padre que no la apuñalara, el suceso ocurrió en horas de la mañana de este lunes 21, a pocos metros del comando de la Guardia Nacional que se encuentra en la entrada de Upata, municipio Piar.

La mujer de aproximadamente 40 años sufrió graves heridas en distintas partes del cuerpo, sus dos hijos pidieron auxilio, sin embargo, nadie quiso evitar la tragedia, momentos en que el asesino la agredía con un cuchillo.

De acuerdo a versiones de testigos, los hechos se registraron pasadas las 9:00 de la mañana.

Al sitio acudió una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, para las pesquisas preliminares.

Efectivos de la Guardia Nacional, Policía del estado Bolívar, Policía Nacional y policía municipal, andan detrás de la pista del femicida.

Altos cargos de los cuerpos de seguridad manejan con hermetismo el caso, aún no se ha podido obtener la identidad de la fémina, tampoco las razones por las cuales su esposa la asesinó.

Detectives de la policía judicial, manejan la hipótesis de una muerte pasional, pero no descarta otras hipótesis.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]