Médicos Unidos de Venezuela

Caracas.-La ONG Médicos Unidos de Venezuela (MUD) lanzó este miércoles, con motivo del Día del Médico que se celebra el 10 de marzo en el país caribeño, una campaña en las redes sociales para exigir que los sanitarios sean vacunados, un sector que el Gobierno ha priorizado y que ya empezó a inmunizar.

Venezuela comenzó el pasado 18 de febrero la primera etapa de inmunización contra la covid-19 con la inoculación de las primeras dosis de la vacuna rusa Sputnik V a miembros del sector salud, aunque no precisó número de beneficiados por la vacuna ni el tiempo en el que se espera que todos hayan recibido el fármaco.

«Los médicos venezolanos exigimos ser vacunados. No queremos seguir siendo víctimas en cumplimiento de nuestro deber. La vacuna no es un capricho», escribieron en su cuenta de Twitter, sin referirse al comienzo de vacunación en su sector en la fecha fijada por el Gobierno ni detallar cuántos sanitarios han sido vacunados hasta el momento.

Médicos Unidos de Venezuela recordó que los trabajadores de la salud están «en primera línea de batalla» y merecen «estar protegidos».

«En este Día del Médico, no queremos ser llamados héroes, queremos que se nos trate cómo profesionales de alto riesgo que necesitan protección», subrayaron.

Por eso, expresaron que «proteger al personal no solo es un derecho, es un deber para garantizar asistencia y vida», antes de promover las etiquetas #ExigimosSerVacunados y #LaVacunaNoEsCapricho.

Al respecto, recordaron que, según sus registros, «más de 354 trabajadores de la salud» han fallecido «por la negligencia oficial» durante la pandemia.

Por eso, explicaron que trabajan «sin la debida protección, sin los recursos necesarios y además sin vacunas para el personal».

«Hemos sido ignorados y abandonados a la suerte», concluyeron.

Cuando comenzó la primera etapa, Venezuela había recibido las primeras 100.000 dosis de la vacuna Sputnik V. El pasado sábado, el país recibió un segundo cargamento con otras 100.000 dosis de la vacuna rusa, lo que suma 200.000 de las diez millones acordadas con Rusia, según los informes del Gobierno de Nicolás Maduro.

El pasado 1 de marzo, el país también recibió de China medio millón de dosis de vacunas contra la covid-19, apenas unas horas después de que el Gobierno autorizase el uso del antídoto de Sinopharm, elaborado en el país asiático.

Sin embargo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su esposa, la diputada Cilia Flores, recibieron el pasado sábado la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra la covid-19.