Doha, Catar. En vísperas de su puesta en escena en Qatar 2022. en el entorno de Argentina ha renacido la intranquilidad tras comprobar el estado del tobillo de Leo Messi en el último entrenamiento previo al enfrentamiento con Arabia Saudí, que se juega este martes.

La preocupación por el estado físico del astro de la albiceleste estaba desviado hacia un asunto muscular. Una fatiga en el gemelo que arrastra desde el último encuentro de preparación, ante Emiratos Árabes, antes de tomar tierra en Catar.

Messi había estado dos días al margen del grupo en las sesiones de entrenamiento fijadas por Lionel Scaloni. Primero, en la del viernes, ni siquiera compareció en el campo de entrenamiento de la Universidad de Catar. El sábado, saltó al terreno de juego minutos más tarde que sus compañeros, acompañado de los servicios médicos y sometido a un trabajo especial.

Sin embargo, regresó con el resto el domingo, a puerta cerrada. También este lunes y completó la jornada establecida por el seleccionador.

No dio nunca sensación de peligro el concurso del delantero del París Saint Germain en el inicio del torneo. Pero la publicación de un primer plano del tobillo de Messi, en una imagen captada por la Agencia EFE ha turbado al seguidor de la selección de argentina, inquieta ante cualquier mínimo contratiempo que altere la normalidad física de su estrella.

El tobillo, hinchado, sobresalía claramente del marco de la bota en la estampa publicada. El runrún se disparó. También la preocupación. Llamó la atención aunque la situación y el estado del pie esté dentro de los márgenes del físico con el que convive el futbolista.

Efe deportes