Caracas.- Venezuela acumuló entre enero y abril un 22 % de inflación, lo que representa una significativa baja en este indicador que el año pasado se ubicó en 660 %, siempre según mediciones del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), un ente independiente integrado por expertos.

«Los precios han vuelto a una senda de variación de un dígito mensual, acumulando un 22 % en lo que va de año», dice una nota del OVF en la que ubican en un 3,6 % el dato correspondiente al mes pasado.

En términos interanuales (abril de 2021-abril de 2022), prosigue el escrito, la variación de precios de Venezuela «sigue siendo la más alta del mundo», al ubicarse en 172 %.

En abril, según el OVF, el valor de la canasta alimentaria familiar alcanzó un récord de 381 dólares estadounidenses, un 31,51 % más cara que en abril de 2021.

Con estos precios, al menos un cuarto del total de familias venezolanas, que solo perciben el salario mínimo mensual de 28 dólares, pueden cubrir menos del 10 % de lo que necesitan para una buena alimentación, según estas estimaciones.

El Banco Central de Venezuela (BCV), único ente emisor oficial con competencia para informar sobre el comportamiento de la inflación, no ha reportado aún el dato del mes de abril, luego de que publicase el promedio de marzo, de 1,4 %, el más bajo desde 2012.

Según el BCV, la inflación acumulada en el primer trimestre de este año llegó al 11,4 %.

Venezuela, que llegó a tener un incremento de precios del 130.060 % en 2018, salió oficialmente de la hiperinflación en diciembre pasado al registrar 12 meses con una tasa por debajo del 50 %.