Expresidente peruano Alejandro Toledo./ EFE

Lima.- El ministro de Justicia y Derechos Humanos de Perú, Aníbal Torres, manifestó este martes la «satisfacción» del Gobierno peruano tras la decisión de un juez de EE.UU. de avalar la extradición del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006).

«Recibimos con satisfacción el fallo del juez Hixson que respalda la posición del Estado peruano sobre la extradición de Toledo para que sea juzgado en nuestro país», señaló Torres en una mensaje publicado en la red social Twitter.

El ministro recordó, sin embargo, que la defensa de Toledo aún «puede hacer uso del recurso de habeas corpus», por lo que dijo que las autoridades peruanas estarán «a la espera (de) si es admitido o no» ese pedido.

El magistrado Thomas Hixson de la Corte del Distrito Norte de California, con sede en San Francisco, decidió este martes que Toledo puede ser extraditado a Perú, donde es acusado de haber recibido millonarios sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

«El tribunal ha considerado las pruebas sobre la existencia de un acto criminal y las considera suficientes para apoyar las acusaciones de conspiración y lavado de dinero», escribió en su resolución, a la que tuvo acceso Efe.

Según las investigaciones de la Fiscalía peruana, el expresidente, de 75 años, habría recibido hasta 35 millones de dólares de Odebrecht a cambio de favorecer sus negocios en Perú.

Toledo fue detenido en julio de 2019 en California, donde ha residido durante los últimos años y estuvo ocho meses en prisión al apreciar el juez riesgo de fuga, aunque finalmente pudo salir de la cárcel y pasar a una situación de arresto domiciliario en marzo de 2020 desde el estallido de la pandemia de la covid-19.

Con el visto bueno de la Justicia estadounidense, tras un proceso que ha demorado más de dos años, dependerá ahora del secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, tomar la decisión final sobre la extradición del exmandatario peruano.

Al respecto, el fiscal coordinador del Equipo Especial del caso Lava Jato en Perú, Rafael Vela, consideró que es «poco probable» que Blinken tenga una «evaluación distinta» sobre la extradición, aunque no descartó que la defensa de Toledo intentar recurrir a mecanismos legales como el habeas corpus.

«Técnicamente hablando, ya la extradición es inapelable, como tal la decisión del juez federal, solamente quedaría pendiente la decisión del Departamento de Estado. Pero puede existir eventualmente que la defensa del señor Toledo evalúe estos caminos legales. Nosotros estamos a la expectativa de lo que pueda suceder en los próximos días», declaró al Canal N de televisión.

Vela recordó que Toledo tiene vigentes dos órdenes de prisión preventiva en su país, por lo que consideró que tras ser entregado es muy probable que ingrese en prisión. EFE