Lugareños se las ingenian para que los vehículos pasen de un lado a otro, el puente colapsó hace muchos años

San Félix.-Cientos de residentes viven en completo abandono en la parroquia 5 de Julio, las vías de Platanal, Nuevo Mundo, El Escondido y otros sitios se hallan intransitables.

Casi todos los puentes colapsaron, sin embargo, los mismos lugareños tuvieron que ingeniárselas para no quedar incomunicados. Solucionaron con palos y pedazos de gomas para que los vehículos puedan pasar de un lado a otro.

Después que una decisión del Tribunal Supremo de Justicia en 2011, también una comisión del Instituto Geográfico de Venezuela Simón Bolívar, con funcionarios de Catastro Municipal,  delimitaron más de 80 mil hectárea de terreno, esta zona quedó desasistida.

Anteriormente este territorio pertenecía al municipio Casacoima, estado Delta Amacuro, ahora corresponde al municipio Caroní. Sus residentes aseguran que desde que se estableció como parroquia 5 de Julio, ellos, no reciben ningún tipo de beneficios del estado Bolívar.

La escuela Nuevo Mundo y Liceo María Teresa Carreño, “de reiniciarse las clases presenciales no podrán atender a los alumnos por las condiciones en las cuales se encuentran”, apuntó un vecino.

Cuentan que desde que comenzó la pandemia, llegó a la comunidad todas las plagas. No cuentan con agua potable. La gente se abastece de un pozo profundo, la única vía de acceso a los sectores campesinos no están transitables y todos los puentes colapsaron.

El transporte público se acabó, muchos tienen que trasladarse caminando a sus casas, mientras que otros se pelean para subir a una grúa de plataforma, cuyo dueño cobra 1 millón de bolívares el pasaje y un millón más por un saco de verduras.

Bladiamir Martínez Ladera
[email protected]