Inspector que murió tras ataque a patrulla de la Dgcim

El Callao.-Habitantes del sectores mineros El Perú, San Luis, Chile y otros, temen por sus vidas tras la balacera que se desató desde el día domingo hasta este martes en el municipio El Callao.

Denunciaron que la Dirección General de Contrainteligencia Militar tiene en el comando de San Luis a quince mineros privados de libertad, dicen que sienten temor y piden a defensores de los derechos humanos; también a la Defensoría del Pueblo que se pronuncien al respecto.

Trabajadores de Mibituven, antigua Minerven,  tienen que permanecer  tirados en el suelo por las detonaciones que se oyen muy cerca del referido yacimiento.

Todo el problema se debe a la reciente muerte del inspector de la Dgcim, José Rivas Oropeza, quien murió de disparos efectuados por delincuentes que dominan sitios mineros de El Callao.

Una persona fallecida y tres heridas fue el resultado del ataque que sufrió una patrulla de la Dirección General de Contrainteligencia Militar cuando se dirigían a la mina Isidora.

Según, miembros de banda El Perú, accionaron sus armas de guerra contra los oficiales militares, Jerson Jeovany Colmenares Marrero de 22 años, con la jerarquía de agente III, Rubén Eduardo Flores Serrano de 25 años, con el rango de agente especial y Kevin AlexanderUrbina de 20 años, agente III, fueron alcanzados por proyectiles.

Después del atentado perpetrado contra la unidad de la Dgcim, militares vienen haciendo operaciones en diferentes lugares mineros. Pequeños artesanos, denuncian que los efectivos detuvieron a trabajadores y personas inocentes.

Zoraise Rondón, Defensora del Pueblo, al igual que defensores de los derechos humanos se pronunciaron, ambas dependencias han recibido denuncias de violaciones de los derechos humanos consumados por militares en cuestión.

Trabajadores de la mina Isidora, en el piso debido al tiroteo que se registra por hora en la zona
Bladimir Martínez Ladera
[email protected]