Morzine, Francia. El esloveno Tadej Pogacar (UAE Emirates), líder del Tour de Francia y aspirante a su tercer título consecutivo, aseguró que no se siente como «un canibal» por su ambición, pero se mostró encantado de vestir ya el maillot amarillo con idea de mantenerlo hasta París.

«Yo no me veo como un caníbal por el hecho de querer ganar siempre. Uno nunca dice que no al maillot amarillo, eso es algo muy especial» , Es mejor estar un paso por delante que un paso por detrás. Estoy en la mejor posición y podemos controlar las cosas, lo que es más fácil para mí y para el equipo. El domingo pasado pudimos regalar el maillot amarillo, pero a mis compañeros les gusta la camiseta amarilla tanto como a mí. En mi opinión, es bueno tener el jersey ya y espero mantenerlo hasta el final», explicó el corredor de Komenda en la segunda jornada de descanso del Tour.

No le preocupa el calor

Respecto al calor que se espera en los próximos días, Pogacar dijo no estar preocupado, entre otras cosas porque será un factor «igual para todos».

» No me preocupa, será lo mismo para todos, y además no me viene tan mal», comentó.

Sobre la presencia del Covid en la carrera, se mostró a favor de abandonar la competición si algún corredor da positivo y es contagioso.

» Si das positivo por encima del umbral, significa que eres muy contagioso y no es bueno que los compañeros y el personal se junten contigo. Lo mejor es irse a casa, seas o no maillot amarillo» , concluyó.

 EFE deportes