Familiares pudieron identificar a la víctima, después que la gente intentó linchar al femicida

 

Ciudad Guayana.-Identificaron cadáver de la mujer quemada recientemente en terreno de Vidrios La Torre, cerca de la avenida Moreno de Mendoza en San Félix. La víctima respondía al nombre de Yordimar José Zerpa Castillo de 23 años, residía detrás del Parque Bicentenario de El Roble.

Ángel Eduardo García Emmons, ex pareja, un día antes la citó a su puesto de trabajo, en donde laboraba como vigilante para pedirle regresar.

Tenían dos meses separados, el día 16 de este mes en curso, le hizo una llamada telefónica, para verse en el negocio en donde montaba guardia.

Ella, acudió a la cita, Ángel quiso obligarla a seguir con la relación sentimental a la que se negó. Surge una discusión entre ambos y es cuando la golpea varias veces en el rostro y la cabeza con un objeto contundente.

La chica expiró de la golpiza, entonces el criminal decidió envolver el cuerpo con plástico y utilizó algunos metros de cables de alta tensión para amarrarlo.

A las dos de la mañana del siguiente día, sacó el cuerpo del local y lo trasladó al terreno baldío para incendiarlo.

Existía la presunción que podía ser una indigente, debido a que esta zona la frecuentan consumidores de drogas, alcohólicos para esconderse.

El par, supuestamente se conoció en una discoteca y emprendió una relación sentimental.

Familiares de la víctima decidieron trasladar el cadáver a la ciudad de Maturín, estado Monagas para darle cristiana sepultura.

Yordimar y Ángel Eduardo, juntos

Linchamiento

El día sábado 20 de este mes, pasadas las seis de la tarde, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, capturó a Ángel Eduardo García, en la emergencia del hospital Raúl Leoni de Guaiparo.

Más de diez personas procedieron a lincharlo cuando descubren que el sujeto era el responsable de la muerte de la joven. El victimario recibió una golpiza, sufrió graves lesiones y el mismo pudo sobrevivir de las heridas.

Cámaras de seguridad de negocios cercanos delataron al criminal, momentos en que sacó el cadáver; también cuando lo trasladó al terreno baldío para prenderle fuego y borrar de esta manera toda evidencia.

El sujeto quedó a la orden del Ministerio Público y acusado de femicidio agravado.

Pequeños comerciantes que hacen vida en semáforo de El Roble, conocían al asesino, el mismo atendía un local a un lado del antiguo Teatro Caroní, a escasos metros de Farmahorro.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]