(Cortesía ABC)

En el marco del foro interinstitucional titulado «Protección de los niños, niñas y adolescentes contra la pedofilia», el cual se celebró en el auditorio de la Casa de Andrés Bello, ubicada en Caracas, el fiscal general Tarek William Saab informó que el Ministerio Público recibe en promedio tres denuncias diarias de abuso sexual a niños, niñas y adolescentes.

Saab detalló, según un comunicado de prensa, publicado el 20 de septiembre, que solo en el primer semestre de 2022 se recibieron 718 denuncias de abuso sexual a menores, «cifras que deben llamarnos la atención».

Los datos ya habían sido expuestos por primera vez el 8 de septiembre en rueda de prensa; no obstante, en esta ocasión aseguró que existe una tendencia en el reporte al incremento y que las regiones con mayor número de denuncias eran Zulia, Táchira, Carabobo, Caracas y Miranda.

El Fiscal General indicó que se trata de «un fenómeno mutante y de carácter global. Ya no hace falta viajar por el mundo para enterarse de estos hechos»,

Por otro lado, aprovechó la ocasión para proponer el establecimiento de una mesa técnica para coordinar estrategias de prevención contra el abuso sexual de menores; así como del consumo de drogas y el acoso escolar.

«Esta campaña debe ser permanente. Vamos a organizarnos para que sea contundente. Propongo dejar instalada una mesa técnica que plantee estrategias de cara a este último trimestre del año y el comienzo del 2023», manifestó Saab.

En el encuentro estuvieron presentes también la magistrada presidenta de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, Lourdes Suárez; el ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas; la ministra del Poder Popular para la Educación, Yelitze Santaella y el Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz.

Pedofilia

El titular de la acción penal en Venezuela, durante su participación en el foro, explicó además que la pedofilia «es un tema jurídico, educativo, social, cultural, que nosotros (el Ministerio Público) hemos querido abordar desde la conciencia».

Afirmó haber dado instrucciones a los fiscales del Ministerio Público «para que estos casos mantengan privativa de libertad, aunque los victimarios sean personas mayores de 70 años».

En su análisis, manifestó asimismo que «lamentablemente, el mal uso de las redes ha normalizado el amor adulto hacia un niño, sin sentido materno o paterno, filial o familiar», por lo que cuestionó, en este sentido, el papel de los medios de comunicación, la publicidad y la globalización en la erotización y cosificación prematura del individuo.

Un problema en Venezuela

El tema de la pedofilia ha estado en la matriz de opinión venezolana desde hace ya un tiempo, sin embargo, adquirieron mayor fuerza tras un reportaje publicado en el diario estadounidense The Washington Post, el 21 de junio de 2022, en el cual se reveló que algunos sacerdotes acusados de abusar de niños y adolescentes seguían ejerciendo sus funciones en los templos católicos venezolanos.

Al respecto, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) se pronunció el 6 de julio y negó estar protegiendo o consintiendo la pedofilia y pederastia dentro de la iglesia.

Para agosto, Tarek William Saab anunciaría como respuesta una campaña llamada «Pedofilia es crimen», sobre la cual el abogado y coordinador general del Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap), Carlos Trapani, comentaría en una entrevista con Unión Radio que resultaba fundamental informar detalles acerca de la campaña y considerar que era necesaria la participación de la sociedad civil: colegios, gremios y federaciones.

Y es que, como afirmó en su momento Trapani, cualquier iniciativa que busque la protección de los niños requiere establecer en conjunto políticas públicas, programas, servicios psicosociales y servicios de atención médica.